Presidentes argentino y surcoreano abordan cooperación bilateral contra COVID

0 150

Buenos Aires, 3 jul (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, mantuvo este viernes una charla telefónica con su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la que, entre otros asuntos de la agenda bilateral, abordaron el intercambio de experiencias en políticas para contener la pandemia de coronavirus.

Según informaron fuentes oficiales argentinas, ambos líderes acordaron seguir con la colaboración que ya había comenzado en marzo pasado, cuando los dos países «compartieron estrategias para luchar contra el virus» y analizaron el uso de tecnologías y el diseño de aplicaciones «para el autodiagnóstico e identificación y el control de personas que se encuentran en cuarentena».

Fernández le expresó al presidente surcoreano el interés en profundizar esa cooperación para investigar de forma conjunta entre profesionales e instituciones de la salud.

ATENCIÓN A LOS MÁS VULNERABLES

El canciller argentino, Felipe Solá, que también participó de la conversación, manifestó su deseo de que haya «un acceso equitativo de los países a nuevos diagnósticos, vacunas, terapias y otras medidas de emergencia médica para combatir la pandemia», según se explica en un comunicado difundido por la Presidencia Argentina.

“Necesitamos acciones y una agenda de trabajo internacional para atender las consecuencias de la crisis generada por la pandemia. Nos interesa continuar trabajando junto con Corea fortaleciendo la cooperación para aliviar los impactos de la COVID-19 sobre la salud, la economía, la sociedad y el comercio, en particular, prestando atención a los más vulnerables”, añadió el ministro de Relaciones Exteriores.

DESIGUALES PANORAMAS

Argentina, que impuso el 20 de marzo un aislamiento social obligatorio para frenar el virus que aún se mantiene de forma rígida en el área metropolitana de Buenos Aires y en zonas como la norteña provincia de Chaco, registró hasta ahora un total de 69.941 personas contagiadas, de las que 25.224 ya se han recuperado y 1.403 han fallecido.

El Gobierno insiste en mantener la cuarentena en la capital y su populoso cinturón urbano, donde en las últimas semanas se ha registrado un fuerte aumento de casos, para evitar un colapso del sistema sanitario, en un momento en que las camas de las unidades de cuidados intensivos están al 50,1 % de su capacidad en todo el país y al 55,7 % en el área de Buenos Aires.

Por su parte, Corea del Sur reportó hoy 63 nuevos casos de COVID-19, el máximo en dos semanas, principalmente por brotes detectados fuera de Seúl, lo que se está enfrentando como una segunda oleada de infecciones.

Corea del Sur, que ha reportado 12.967 casos de COVID-19 y 282 fallecidos por el virus, es considerado uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia sin recurrir a confinamientos ni cerrar fronteras gracias a su sistema de rastreo.

Actualmente, solo 926 (el 7,1 % del total) son casos activos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.