Presidente Hernández urge al Congreso aprobación de medidas para repotenciar el agro

0 87

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández urgió este martes al Congreso Nacional para que apruebe la iniciativa de Ley Agroalimentaria, que contiene una serie de medidas para repotenciar el sector, entre ellas la reducción del 15 % del Impuesto Sobre Ventas (ISV) a un 3% para la adquisición de insumos y equipo para la producción agroalimentaria.

Luego de haber entregado el proyecto ayer en el Legislativo, el mandatario dijo hoy en una entrevista concedida a la radioemisora HRN que la aprobación de esas medidas significa más empleo, mayor ingreso y crecimiento económico.

“Bajar el ISV de 15 a tres por ciento, para destinarlo a prestarles por medio de los Fondos para la Reactivación del Sector Agroalimentario (FIRSA) a los productores del campo, es la gran hoja de ruta del despeje del agro en Honduras”, resaltó Hernández.

Especificó que, de los seis sectores que abarca el programa Honduras 20/20, el agroalimentario es una de las aristas que más consolidará la economía hondureña en el mediano y largo plazo, traducida en una fuerte inversión en el campo a la par de la creación de miles de fuentes de empleo.

Por ende, señaló que esto se traducirá en el avance en el tema de mayor circulante en el campo que, además, se verá reflejado en toda la economía hondureña para estimular el mercado interno.

Para ello, Hernández informó que ya ha realizado jornadas de trabajo con los gerentes de supermercados y de cadenas de hoteles en todo el país, a fin de que conozcan la calidad del producto hondureño y así se evite la importación de frutas, verduras, legumbres, carnes y otros.

Otras medidas

Hernández insistió en que otra de las medidas para el fortalecimiento del agro es la aprobación por parte del Congreso Nacional de la restructuración del Banco de Desarrollo Agrícola (Banadesa).

“Queremos quitarle la parte negativa a Banadesa, lo que ha sido carga para que no funcione esa institución como debería, y quedarnos con la parte buena de los créditos para el campo y fusionarlo con el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), como un banco de primer piso”, indicó.

Para gozar de los financiamientos, Hernández recalcó que deberá de ser obligatoria la asistencia técnica.

Hernández informó que el país contará con la primera escuela de extensión agrícola de riego con el apoyo del Gobierno de Israel, que eventualmente servirá para toda Centroamérica.

Asimismo, se cuenta con cinco sistemas grandes de microriego con el financiamiento de la India, Holanda y con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En el caso del Valle de Jamastrán (El Paraíso) ya se cuenta con el financiamiento de parte de la India y en los Valles de Olomán y Sulaco (Yoro) se contará próximamente con una licitación pública para irrigar esas tierras.

Igualmente, se contará con financiamiento en el Valle de Sensenti (Ocotepeque), entre otras regiones fértiles para cultivos en el país.

Elementos para el productor

El gobernante señaló que el productor nacional debe de tener claras dos cosas: que los equipos que se utilizan para la producción primaria agrícola y no pagan impuestos, “van a seguir igual y no van a pagar impuestos”.

Y agregó que el otro aspecto es que los que pagan el 15 de ISV solo pagarán un tres por ciento, lo que al mismo tiempo trae consigo otro beneficio que tendrá el acceso a los fondos FIRSA, con una tasa al 7.25 % anual (menos del 1 por ciento mensual), a 10 años plazo y 3 de gracia.

“Estamos hablando de que el productor tendrá un doble beneficio tranquilamente”, afirmó Hernández, para luego ejemplificar que la disminución en los costos de producción del agro estará dispuesta “no en la caja chica del Estado, sino que a través de los fondos FIRSA, Banhprovi y el nuevo esquema del Banadesa”.

Como consecuencia, se tendrá una bolsa de beneficios de financiamiento de 5 mil millones de lempiras, distribuidos en las áreas de vivienda, la micro, pequeña y mediana empresa y el agro.

El titular del Ejecutivo indicó que ha viajado por todo el país y ha encontrado una “tremenda” motivación de los agricultores de tierra adentro.

Seguridad alimentaria

El presidente Hernández estimó que, con esos esfuerzos, Honduras se deberá convertir en productor de entre 20 a 25 alimentos básicos para evitar la importación, y subrayó que “eso se llama seguridad alimentaria”.

Hernández expresó que “si tenemos que invertir para que los productores tengan un ganancia justa, y asegurarnos de que no tenemos que depender de ningún otro país para tener esos alimentos, hay que hacerlo”.

Relacionó que así como se invierte en la seguridad física de las personas, destinando fondos para la compra de patrullas, para que más efectivos de la Policía Nacional, militares e Inteligencia salgan a las calles, de igual modo se tiene que invertir en el campo.

“Vamos a convertirnos en el país número 1 de Centroamérica y el Caribe en la producción de agroalimentos, lo que se traducirá en más inversión para el campo hondureño y más empleo para así evitar la migración de gente a la ciudad”, apuntó.

Todo ello, dijo, conllevará mejores precios, prácticas y una mayor competitividad.

Por otro lado, el mandatario señaló que otra de las industrias que se verán beneficiados con el financiamiento será la elaboración de concentrados por agricultores hondureños, para así evitar la importación de esos insumos agrícolas.

Asimismo, será favorecida la industria del ganado de engorde, especificó el mandatario, al tiempo que manifestó que “estos rubros son los que nos ayudarán a consolidar la economía hondureña en un mediano y largo plazo”.

“¿Por qué?: lo único que necesitamos para producir, la tierra, se tiene, al igual que los agricultores y el agua. El único componente de importación es traer e implementar las buenas prácticas de otros países”, remarcó.

En ese sentido, apuntó que en el tema de riego se cuenta con la experiencia y adopción de las prácticas de Israel, la India, Dinamarca y la Universidad de Texas (EEUU).

Asimismo, hay convenios con la Universidad Agrícola de El Zamorano y con la contribución de Taiwán, Israel y Suiza en la producción de tilapia, convirtiendo a Honduras en el principal exportador de ese tipo de pez a Centroamérica.

Detalló que, de igual forma, se cuenta con un gran mercado con la producción de café y cacao, carne de ovejo, cabro, marañones, arroz, frijol y maíz, entre otros alimentos.
“Ya salimos de ser en 2014 un país importador de alimentos a, en dos años, convertirnos en los mayores productores de frijol de la región”, destacó.

“Todo esto obedece a un estudio que hemos hecho durante más de un año con la firma Mckinsey y productores de los distintos sectores, que hoy ya se encuentran con nuevos ánimos a la par de la alineación de cooperantes internacionales como la Alianza para el Corredor Seco en la producción de frutas y vegetales a través de microriego”, puntualizó.

Nuevos mercados

El presidente de la República visualizó que el país se encuentra en la ruta de abrir nuevos mercados, lo que se logrará con medidas como la reapertura de la planta empacadora de carne C&D, de Catacamas, cuya propiedad pasó a ser de productores de ganado de ese sector.

Con el apoyo a la empresa C&D, dijo, se podrán reactivar 16 mercados internacionales.
Pormenorizó que la empresa empacadora de carnes El Corral también hace esfuerzos para colocar sus productos en El Salvador, Guatemala y Estados Unidos.

Señaló que se hacen esfuerzos para entrar a las islas del Caribe, como Islas del Caimán.
Hernández recordó que el primer ministro de Islas del Caimán, Alden McLaughlin, visitó Islas de la Bahía la semana pasada e igual lo hará una delegación hondureña a ese país caribeño.

“Nosotros quizás podemos ofrecerles productos a la mitad de precio y a muy buena calidad”, avizoró, al tiempo que afirmó que se tiene que trabajar fuerte y abrir la mente para adoptar buenas prácticas con tecnología en la siembra y proyectos de riego por goteo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.