Presidente Hernández se reune con congresistas de Estados Unidos

0 53

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, planteó el domingo a una delegación integrada por siete miembros del Congreso de los Estados Unidos, que las causas que impulsan la intensa migración desde el Triángulo Norte de Centro América hacia el Norte del Continente han cambiado recientemente a una compleja combinación de causas subyacentes, tales como la violencia, la delincuencia y la falta de información alrededor del proceso legal de reforma migratoria de Estados Unidos.

En la reunión participaron la Primera Dama hondureña Ana García de Hernández, el Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández, Alcerro miembros del Gabinete que integran la Fuerza de Tarea Conjunta del Niño Migrante.

La delegación de congresistas incluyó a miembros del Congreso de ambos partidos (Republicano y Demócrata) y fue encabezada por la congresista republicana de Texas, Kay Granger, presidenta del Comité de Apropiaciones y del Subcomité de Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados.

Estaba integrada por el presidente del Comité de Apropiaciones y del Subcomité del Departamento de Seguridad Nacional, John Carter (Republicano de Texas); miembro de Alto Nivel del Comité de Apropiaciones y del Subcomité del Departamento de Seguridad Nacional, David Price (Demócrata de Carolina del Norte); del Comité de Apropiaciones y del Subcomité de Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados.

También por Mario Diaz-Balart (Republicano de Florida); miembro del Comité de Apropiaciones y del Subcomité del Departamento de Seguridad Nacional, Henry Cuellar (Demócrata de Texas); miembro de Comité de Servicios Financieros, Steve Pearce (Republicano de Nuevo México); y el presidente de Comité de Asuntos Exteriores, y del Subcomité del Hemisferio Occidental, Matt Salmon (Republicano de Arizona).

En su planteamiento el presidente Hernández expresó que un 29% de los migrantes que llegan a Estados Unidos provienen de Honduras y, el crimen organizado, en el 70 por ciento de los casos, es la razón por la cual los hondureños deciden emigrar.

Por cada 9 menores hondureños no acompañados que cruzan la frontera de Estados Unidos, 7 provienen de ciudades hondureñas ubicadas en la ruta del narcotráfico interna de Honduras, les refirió el mandatario al tiempo que explicó que estas ciudades se encuentran en los 30 de 298 municipios más violentos de Honduras.

CRISIS HUMANITARIA

Expuso que su administración aborda la crisis humanitaria relativa al éxodo de migrantes con un enfoque integral. Detalló que por ello se conformó la Fuerza de Tarea del Niño Migrante, liderado por la Primera Dama, quién está dirigiendo los esfuerzos realizados por el Dinaf, Copeco, Relaciones Exteriores; y las secretarías de Desarrollo Social, Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización; Seguridad; Defensa; la Secretaría de Trabajo; Desarrollo Económico; Educación; Salud Pública; Instituto Nacional de Migración; Registro Nacional de las Personas; Instituto de Formación Profesional (Infop); y la Fiscalía de la Niñez.

Igualmente explicó como en Consejo de Ministros se emitió un decreto declarando la crisis como una emergencia humanitaria.

Respecto a la incidencia del tráfico de drogas y su impacto en la seguridad ciudadana, el presidente Hernández enfocó su planteamiento al deterioro sufrido en la región tras el desplazamiento de los criminales organizados desde México y Colombia debido a lo exitoso de los planes Mérida y Colombia en sus respectivos países.

Los esfuerzos hondureños por contener el narcotráfico y el crimen organizado lo llevaron a invertir en 2013, el 19.2% del PIB.

Refirió que un estudio del Instituto de Economía y Paz, posiciona a Honduras dentro de los primeros 6 países del mundo que más invierten recursos para contener la inseguridad ciudadana y pidió que los países de origen, tránsito y destino de los migrantes asuman esfuerzos compartidos en su lucha contra la inseguridad que origina el fenómeno.

INVERSIÓN CONTRA EL CRIMEN

En Honduras la inversión para la prevención del crimen y de la violencia asciende a US$ 33.3 millones beneficiando aproximadamente 1.6 millones de ciudadanos. Autoridades de Seguridad hondureñas estiman que la reducción proyectada de la tasa de homicidios, del punto más alto el 2012 a finales del 2014 será de un 30%.

Destacó los esfuerzos propios con fondos de la Tasa de Seguridad en programas de prevención en diversas formas así como en los esfuerzos de interdicción marítima, territorial y aérea y otros específicos para fortalecer a los entes operadores de justicia.

Detalló esfuerzos concretos en la promoción de la paz, creación de oportunidades de empleo, desarrollo social y transparencia.

Igualmente expuso los esfuerzos en materia de derechos humanos y la necesidad de trabajar junto a los Estados Unidos en programas bilaterales de interdicción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.