Presidente Hernández envía aviones para trasladar estudiantes misquitos a la UNA

0 93

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tegucigalpa, Honduras.

Estudiantes misquitos que ingresarán a la Universidad Nacional de Agricultura (UNA), ubicada en Catacamas, Olancho, llegaron el domingo, desde sus poblados en Gracias a Dios, al aeropuerto de El Aguacate, transportados en aviones de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) como acción de apoyo del presidente Juan Orlando Hernández.

Este grupo de misquitos que ingresan a la educación superior en la UNA son parte de por lo menos quinientos jóvenes estudiantes lencas, pech, afrohondureños y chortís que este año iniciarán estudios en esa universidad.

La UNA fue fundada como Escuela Nacional de Agricultura (ENA) por el presidente Juan Manuel Gálvez, mediante Decreto No. 35 del 20 de enero de 1950. A inicios de este milenio evolucionó para convertirse en la UNA, y desde entonces inició un proceso de transformación académica de alta calidad e inclusión.

En ese proceso, este año el presidente Hernández, junto con autoridades educativas, ha apoyado directamente las políticas de inclusión de hondureños menos favorecidos y con grandes potenciales para producir cambios sustanciales en sus comunidades, la mayoría marcadas por la inequidad.

Para ello el mandatario ha aportado presupuesto extraordinario y ha colaborado con las necesidades planteadas por la rectoría universitaria, así como por un equipo asesor.

El ministro de Educación, Marlon Escoto, quien forma parte de la UNA en calidad de vicerector, dijo que el apoyo del presidente Hernández es fundamental para poder abrir la academia a grupos étnicos.

Agregó que esa universidad avanza incluso a nivel regional, ya que en sus aulas se forman estudiantes de El Salvador, Nicaragua, República Dominicana e incluso del continente africano, de donde vienen jóvenes de Guinea Ecuatorial.

La UNA brinda formación en ingeniería agronómica, tecnología de alimentos, veterinaria, forestal y administración de empresas agrícolas, entre otras ramas.

Los procesos de cambio en la UNA iniciaron con la inclusión de jóvenes de los 100 municipios más pobres del país, especialmente del Corredor Seco; luego, con la apertura de sus aulas a estudiantes mujeres, que ya conforman por lo menos el 45 por ciento de la población universitaria.

Y actualmente el presidente Hernández expande su radio de acción para permitir que estudiantes de los grupos étnicos criollos y afrohondureños ocupen lugares significativos en el campus.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.