Presidente del CN lamenta tener la razón al haber incrementado medidas de seguridad en el hemiciclo

0 44

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, lamentó este miércoles, tener la razón sobre las medidas de reforzamiento de seguridad en el Congreso Nacional, debido a los desórdenes incentivados por diputados del partido Libertad y Refundación (Libre), luego que el diputado de esa institución política, José Luis Galdámez, se ve involucrado en un hecho violento supuestamente al disparar en contra de un taxista.

El titular del Legislativo, también expresó su estricto respeto a la aplicación de la ley, en relación al caso del diputado Galdámez, quien supuestamente disparó contra el conductor de taxi Marvin Alexander Sánchez García, quien posteriormente falleció.

En un incidente suscitado en horas del mediodía de este miércoles, Sánchez García fue herido supuestamente por el diputado de Libre, en medio de un zafarrancho ocurrido a inmediaciones de la antigua Penitenciaría Nacional y falleció a causa de diversas complicaciones en el Hospital Escuela Universitario (HEU).

Ante esos hechos, el doctor Oliva expresó que en lo personal, no puede solidarizarse con hechos como ese “y no es que esté condenando a nadie, sino que su condición le hace hacer lo que debe como todo hondureño, de estricto respeto a la justicia del país”.

Agregó que ya existe un proyecto de ley para regular la posesión de las armas y que por desgracia hoy es un diputado Galdámez ha dado el mal ejemplo, lo que le puede pasar a cualquier hondureño, que de manera irracional y en cierto momento haga uso desproporcionado de un arma.

Indicó que el proyecto para regular la tenencia de armas y municiones proyecto, está bastante avanzado, pero es un tema sensitivo porque la gente tiene una percepción falsa de seguridad al portar un arma, cuando estadísticamente se ha comprobado que el que porta un arma tiene el riesgo de cuatro a uno de sufrir un daño en relación al que no la porta.

“Lamento el hecho, una verdadera tragedia la perdida de la vida de un ser humano, no voy a juzgar a nadie, incluso para Galdámez, constituye una tragedia personal, pero es algo que cae en el ámbito judicial porque los diputados hace mucho tiempo dejaron de tener inmunidad y deberá enfrentar la justicia como cualquier otro hondureño.

Oliva expresó que hechos como esos le dan la razón sobre las medidas de seguridad adoptadas en el edificio legislativo, luego de los incidentes provocados por diputados y seguidores de Libre, sucedidos en marzo y mayo pasados.

Dijo que en lo personal es el primero en sentirse molesto y nada contento. “Lamento haber tenido la razón y he advertido, en el plano de las ideas y el intelecto que podemos debatir y en varias ocasiones he dicho a los diputados no llegar armados al Congreso, y que cuando se puso la maquina detectora de metal, es porque había pruebas que diputados entraban armados al Congreso Nacional”, arguyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.