Prensa Internacional resalta alta vigilancia en elecciones hondureñas

0 52

Centenares de miles de hondureños empezaron a votar este domingo por la mañana en cinco mil 437 centros receptores de sufragios en Honduras para elegir Presidente, vicepresidentes, legisladores y alcaldes municipales, en una jornada que comenzó sin informes de incidentes políticos graves y en la que el presidente Porfirio Lobo instó a «todos» los candidatos a «aceptar el veredicto del pueblo».

Tras emitir su voto en el centro-oriental departamento de Olancho, en una de las 16 mil mesas instaladas en todo el país, Lobo afirmó que los aspirantes a los puestos de elección popular deben aceptar los resultados, advirtió que «cualquier cosa que signifique no mantener la paz» provocaría «mucho daño» a Honduras y recordó que en democracia se puede ganar o perder.

«Todos a votar», pidió el mandatario, quien en enero del próximo año concluye su periodo de cuatro años. Lobo asumió la Presidencia de Honduras en enero de 2010 en un momento de conmoción política y de ruptura del orden constitucional, tras el golpe de Estado que en junio de 2009 depuso al entonces presidente Manuel Zelaya, sustituido como gobernante de facto por el presidente del Congreso Nacional, Roberto Micheletti.

«Hay que votar por la paz y la democracia», subrayó el Presidente, en declaraciones a la prensa después de ejercer su derecho al voto. «Solo en paz podemos seguir adelante», recalcó.

La competencia final por la Presidencia se concentra en Xiomara Castro, de 54 años, candidata del centroizquierdista Partido Libertad y Refundación (Libre) y esposa del ex-presidente Manuel Zelaya, derrocado en 2009, y en Juan Orlando Hernández, de 45 y aspirante del gobernante y derechista Partido Nacional (PN). Ambos tenían previsto sufragar en la mañana.

Más de 5.3 millones de electores están inscritos para votar y escoger entre ocho candidatos a la Presidencia y más tres mil postulados a tres vicepresidencias, 148 diputaciones nacionales y centroamericanas y 298 puestos municipales, que asumirán en enero de 2014. De acuerdo con las reglas del proceso, la Presidencia se gana con mayoría simple, por lo que la opción de la segunda ronda está descartada del sistema electoral hondureño.

En un mensaje al país en cadena de radio y televisión a las 07:00 horas, el presidente del Tribunal Supremo Electoral, David Matamoros, declaró abiertas las urnas e iniciadas las votaciones a partir de ese momento. Las mesas podrán prolongar sus labores de recepción de votos a las 18:00 horas en caso de que haya electores pendientes de ejercer su voto y, según informes oficiales, algunas abrieron con retrasos por un lento procedimiento de instalación.

Antes de las 09:00 horas, y en otra cadena, Matamoros demostró al país, en un acto en compañía de observadores electorales extranjeros y nacionales, que las bases de datos del Tribunal quedaban «en cero» y listas para empezar a recibir resultados. «Es un proceso inédito en nuestro país», describió Matamoros.

El ministro de Defensa, Marlon Pascua, explicó en un centro de votación capitalina que «lo que nos ha alegrado es ver la cantidad de ciudadanos que se han abocado a los centros electorales. Todos desde muy tempranas horas de la mañana están haciendo fila para poder ingresar y la organización ha seguido adelante y esperamos que esto se desarrolle con mayor tranquilidad y seguridad».

«Lo que hemos tenido son retrasos que tienen que ver con la instalación (de las mesas) o en la llegada de custodios. Pero no hay ningún hecho que lamentar. Los reportes que tenemos de todo el país es que el proceso se va desarrollando con la mayor tranquilidad y que no hay nada que lamentar. Todo lo contrario: es un ambiente festivo que se está viviendo en estos momentos», narró Pascua.

En lo que aparenta ser un hecho de violencia criminal y sin nexos políticos, al menos cinco personas murieron en un ataque a balazos cerca de un centro de votación en un municipio del nororiental y caribeño departamento de Gracias a Dios, uno de los puntos de mayor penetración de las mafias del narcotráfico internacional en Honduras.

Por su parte, el general René Osorio Canales, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, informó que «estamos desplegados a nivel nacional el 100 por ciento de las Fuerzas Armadas. Tenemos una supervisión masiva».

«El pueblo hondureño se ha volcado en una forma masiva para llegar a los centros de votación», narró Osorio, al explicar que en algunas mesas están «con los últimos detalles» para abrir las mesas. «Un llamado al pueblo hondureño, que siga con esa manera en una forma en general para que venga a ejercer el voto y sean ellos los que elijan a las autoridades que nos van a gobernar durante los próximos cuatro años», puntualizó.

Al abogar para que la jornada electoral sea «una hermandad y una fiesta cívica» de todos los partidos, el jefe castrense subrayó que «eso es lo más importante y que voten por nuestra querida patria Honduras y que ganen las mejores autoridades que el pueblo elija».

La supervisión militar proseguirá, con generales desplegados en todo el territorio y en coordinación con la Policía Nacional. «Vamos a estar pendientes hasta altas horas de la noche y la madrugada hasta el final del proceso», con el cumplimiento «de la misión» y el retorno de las «maletas electorales» con las papeletas, narró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.