Polo se convierte en huracán en Pacífico mexicano

0 81

La tormenta Polo se convirtió la noche del miércoles en huracán al suroeste de la costa del Pacífico de México, amenazando con provocar inundaciones y derrumbes mientras aún se atiende la emergencia por el paso de Odile, que dejó miles de turistas varados en la península de California.

Las autoridades mantienen en alerta a seis regiones mexicanas por las fuertes lluvias generadas por Polo.

«Polo ahora como huracán categoría I se localiza a 290 km al sur de Manzanillo», una ciudad portuaria del oeste de México, informó la oficial Comisión Nacional del Agua (Conagua) en su cuenta de Twitter.

La costa Pacífico mexicana acaba de sufrir el paso de otro huracán, Odile, que a inicios de esta semana dejó graves destrozos y a miles de turistas varados en el balneario de Los Cabos (noroeste).

De acuerdo con el último reporte de Conagua, Polo se desplaza hacia el oeste-noroeste a 17 km/h con vientos máximos sostenidos de 120 km/h y rachas de hasta 150 km/h.

Este huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson -de un total de 5- avanzará en paralelo a la costas mexicanas sin llegar a tocar tierra, según las estimaciones de la Conagua.

Pero las autoridades advirtieron que podría provocar fuertes lluvias en los estados de Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero.

Hace justo un año el paso conjunto de dos huracanes dejó un saldo de 157 muertes, la mayoría en el estado de Guerrero, donde se ubica el popular balneario de Acapulco.

De mantener su actual trayectoria, aunque Polo no toque tierra podría llevar vientos huracanados y más lluvia a la península de California, ya traumatizada por el paso el lunes de Odile que dañó lujosos hoteles y humildes viviendas especialmente en el balneario turístico de Los Cabos.

De su lado, Odile se degradó de tormenta a un sistema de baja presión y sus remanentes se ubican a 35 km al noroeste del municipio de Caborca (Sonora), cercano a la frontera con el estado de Arizona (suroeste de Estados Unidos).

La ciudad de Phoenix en Arizona habilitó un centro de operaciones de emergencias y distribuyó sacos de arena en zonas suceptibles de inundarse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.