Policías municipales serán sometidos a procesos de certificación

Tegucigalpa, Honduras

0 888

Ante los constantes abusos y violaciones de los derechos humanos cometidos por miembros de la Policía Municipal, estos serán certificados. Así lo contempla la nueva Ley de la Policía que se encuentra en pleno debate en el Congreso Nacional y que fue una recomendación precisa hecha por la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional.

Para este fin será creada la Dirección de Control de los Servicios Privados de Seguridad y Otros Servicios, que además de regular y controlar las empresas de seguridad privadas, tendrá la responsabilidad de establecer memorandos de entendimiento o alianzas estratégicas a través de convenios y acuerdos con las municipalidades. El objetivo es determinar mecanismos de selección, evaluación y capacitación de los agentes de la Policía que costeen las municipalidades con sus propios fondos.

Se estiman que existen alrededor de 500 policías municipales a nivel nacional. Además de ser certificados, “quienes quieran ser policías municipales deben ser sometidos a los procesos de certificación vigentes en el Instituto Tecnológico Policial (ITP)”, indicó Omar Rivera, representante de la Comisión de Depuración. Y es que de acuerdo al depurador las policías municipales deben estar integradas por elementos que sean adecuadamente formados por la autoridad competente.

“Es una decisión trascendental regular el funcionamiento de las policías municipales ya que estos cuerpos locales inciden dramáticamente en la seguridad de los ciudadanos de muchas ciudades del país; es impostergable garantizar que quienes integran estas policías municipales tienen el perfil de idoneidad requerido, tal cual se exige en la Policía Nacional” señaló Rivera.

El dirigente de la sociedad civil manifestó que se debe evitar lo que sucedió en México, “donde las policías municipales fueron instrumentalizadas por los carteles del narcotráfico y otras redes del crimen organizado; inclusive, muchas policías municipales mexicanas se transformaron en bandas de sicarios al servicio de ediles delincuentes”.

“Tenemos un enorme riesgo que hay que mitigar; con este montón de alcaldes picaros que han aparecido, es fundamental certificar que las policías municipales no están al servicio de narcos, mareros o criminales” culminó expresando el depurador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.