Pit bull enfrenta la “pena de muerte” en Arizona

0 113

Mickey, un pit bull que atacó a un niño hispano en Phoenix el mes pasado, conocerá su suerte este martes, luego que un juez escuche argumentos y decida si lo condena a muerte.

La víctima del perro, Kevin Vicente, de 4 años, todavía se recupera en un hospital tras recibir las mordidas que le desfiguraron el rostro y que le dejarán cicatrices de por vida. Y la decisión que deberá tomar el juez no será fácil, ya que este caso ha generado gran atención en la opinión pública, y hasta se creó una página en Facebook con el nombre “Save Mickey” en apoyo al animal, y que ya cuenta con casi 62,000 seguidores.

Además, se está realizando una recolección de firmas para pedir que el perro sea perdonado, y ya han firmado unas 50,000 personas.

Pero los que piden que el animal sea “ejecutado” insisten en que el pit bull es un peligro para la sociedad, y como muestra está el que el pequeño Kevin quedó desfigurado y deberá someterse a un largo proceso de cirugías reconstructivas para volver a tener una vida normal. El niño fue atacado el 20 de febrero cuando jugaba en un patio y trató de quitarle un hueso que el perro mordía.

La decisión que tome el juez este martes además de definir el futuro del perro, también podría implicar sanciones para el dueño del animal, como exigir que pague por los gastos médicos en que está incurriendo la familia del niño.

Entre las peticiones al juez para que le perdone la vida a Mickey destaca una propuesta para que sea mandado a otro estado y lo adopte algún grupo de rescate de animales. También piden que lo dejen vivir en Phoenix, pero que lleve constantemente un bozal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.