Piden recibir con dignidad y alegría a migrantes deportados

0 120

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, consideró este martes que el país debe recibir con dignidad y alegría a los miles de migrantes que están siendo deportados de Estados Unidos y proceder a reinsertar a los niños al año lectivo actual.

Al titular del Legislativo se le consultó sobre la situación que afrontan miles de familias, en especial infantes, que viven en albergues de la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, retenidos y listos para ser deportados.

“Predecir estos hechos no es fácil, hay que ubicarse en el contexto, nadie puede soslayar que en todo el ámbito latinoamericano hay un fenómeno de migración masiva hacia el país del norte, donde supuestamente hay mejores y mayores fuentes de ingresos, el llamado sueño americano y Honduras no es la excepción”, apuntó.

Explicó que la migración representa un problema multisectorial donde intervienen la pobreza extrema, la inseguridad y el desempleo, pero también un aspecto coyuntural donde el crimen internacional muta, en un negocio de 700 millones de dólares al año, sólo en Honduras.

Indicó que son entre 12 mil y 15 mil dólares por persona por llevar migrantes a Estados Unidos y los coyotes aprovecharon una rendija, cuando las mismas autoridades estadounidenses dijeron que los niños, hijos de migrantes, en estado migratorio y legal en Estados Unidos tendrían derecho a educación y salud y eso lo aprovecharon bien.

Son cerca de 240 personas, familias, padres e hijos por día que salen sólo de Honduras, eso representa cantidades millonarias de un trabajo inhumano e ilegal que le quita al país uno de los valores más importantes, el crecimiento de toda una generación, apuntó.

Para Oliva, es paradójico que quienes se van son jóvenes, en su mayoría ya formados, con familia en Estados Unidos, hijos de migrantes que están bien educados, con buena salud y nutrición, pero también juega el factor humano de la reunificación familiar.

Arguyó que ante esa situación, los tres poderes constituidos deben trabajar juntos, aunque ya el Congreso Nacional, hace algún tiempo, ha legislado para proteger a la niñez hondureña y atacar la trata de personas, ahora hay que aplicar la ley con severidad.

“Ya el presidente Juan Orlando Hernández anunció una reforma importante en el tema de migración; hay que actualizar el sistema de forma tecnológica para una mejor supervisión.

Agregó que luego del gran trabajo de la primera dama, Ana García de Hernández y del informe que ha brindado, sólo queda recibir a los migrantes con dignidad, reinsertarlos en la sociedad, que no es una tarea fácil y debe ser de todos.

Apuntó que ya se tomo una decisión de recibirlos en albergues y de manera inmediata trasladarlos con dignidad a sus hogares, que vuelvan a sus aulas porque todos estaban en la escuela y así recuperar el tiempo perdido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.