Piden a gobiernos del istmo reconocer que hay desplazados por la violencia

0 98

 El nuevo titular del CCPDH destacó el apoyo y el compromiso expresado por todos los miembros de ese ente regional para velar porque el plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte cumpla con su finalidad de mejorar las condiciones de vida y promover los derechos humanos de la población.

El presidente del Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos (CCPDH), Roberto Herrera Cáceres, instó hoy a los gobiernos de Centroamérica a reconocer la existencia de desplazamientos forzados por la violencia y la delincuencia como una grave problemática de carácter regional.

En conferencia de prensa, Herrera Cáceres hizo énfasis en la enorme preocupación que existe en el CCPDH por los desplazamientos forzados que están siendo causados por el accionar de sistemas criminales organizados y grupos delincuenciales en la región.

De forma particular, se refirió a Guatemala, Honduras y El Salvador, países donde es imperativa la necesidad de mayor voluntad política para atender integralmente a las víctimas de desplazamientos forzados o que solicitan asilo o refugio en otros países a consecuencia de la violencia y la delincuencia causada por el crimen organizado, el narcotráfico, redes de trata de personas y otros grupos criminales.

Los miembros del CCPDH instamos a los gobiernos de Centroamérica a reconocer la existencia de desplazamientos forzados por la violencia y la delincuencia como una grave problemática de carácter regional, señaló.

Lo anterior, según el defensor de los derechos humanos, a fin de dar pasos significativos en la creación, mejora, desarrollo de políticas, marcos normativos e institucionales, para la protección de personas desplazadas internamente, solicitantes de asilo y refugiadas, así como la asignación de recursos suficientes para atender dignamente y de manera integral a las víctimas.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a finales del año 2013, se registraron más de 18,500 personas refugiadas provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

CCPDH abordará la corrupción por los efectos negativos que causa a los pueblos

Herrera Cáceres, quien también funge como Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, anunció que el tema de la corrupción será incluido agenda de ese ente regional por los efectos negativos que causa sobre los derechos individuales y colectivos de los pueblos.

El ombudsman hondureño es del criterio que la corrupción no debe ser vista únicamente como delito frente al Estado sino como una vulneración de los derechos humanos a nivel universal.

“Tenemos que examinar la corrupción en sus diferentes manifestaciones, las causas y efectos que produce y de cuanto afecta al desarrollo de los países”, precisó.
Ombudsman velarán porque el Plan para la Alianza y la Prosperidad cumpla finalidad

El nuevo titular del CCPDH destacó el apoyo y el compromiso expresado por todos los miembros de ese ente regional para velar porque el plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte cumpla con su finalidad de mejorar las condiciones de vida y promover los derechos humanos de la población de dichos países.

El Plan Alianza para la Prosperidad del Triangulo Norte fue adoptado por los Presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador en noviembre del año 2014

Estados de la región deben garantizar vida digna para evitar la migración forzada

Según Herrera Cáceres, los defensores de los pueblos de Centro América reconocen el derecho de todas las personas a migrar voluntariamente y a buscar refugio, protección o nuevas oportunidades de desarrollo humano fuera de sus países de origen.

A la vez, recordó, la obligación que tienen los Estados, tanto de garantizar un nivel de vida adecuado para evitar la migración forzada, como la obligación de respetar y proteger la dignidad humana y los derechos humanos de las personas migrantes durante todo el ciclo de la migración, atendiendo de forma especial a los grupos en situación de vulnerabilidad.

“Los ombudsman de la región reiteramos, en una declaración firmada recientemente, en El Salvador, que el ciclo de migración forzada en nuestros países debe cesar progresivamente avanzando en el pleno goce de los derechos económicos, sociales y culturales”, declaró.

En nombre de los integrantes del CCPDH, Herrara Cáceres hizo un llamado a los Estados Centroamericanos para que de manera integral y permanente, coordinen acciones de protección diplomática y consular en los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América.

Añadió que lo anterior es para hacer efectiva la asistencia psicológica y legal a la niñez migrante no acompañada, que son trasladados a albergues o estaciones migratorias, además de garantizar, en los casos que corresponda, la protección internacional.

El 23 de febrero, recién pasado, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, fue electo por unanimidad como presidente del Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos para el período febrero 2015 – febrero 2016.

La elección se hizo en el marco de la XLVIII reunión del CCPDH en la que los miembros ratificaron el compromiso de las instituciones nacionales de derechos humanos de Centroamérica de colaborar con el nuevo Presidente en el fortalecimiento del Consejo, a fin de impulsar el cumplimiento de los derechos humanos de los pueblos centroamericanos.

El CCPDH se reunió en El Salvador, los días 23 y 24 de febrero de 2015, con la finalidad de seguir desarrollando su mandato y reiterar su compromiso de velar por el respeto y garantía de los derechos humanos de los pueblos centroamericanos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.