Persistencia del herpes labial por más de dos semanas podría ser signo de cáncer

0 182

Sabes aquellas molestas ampollas que suelen aparecer en la cavidad bucal o herpes labial podrían representar mucho más que una simple herida. Si persisten por más de dos semanas, podrían ser un signo de cáncer de boca.

La enfermedad se caracteriza, en la mayoría de los casos, por la proliferación incontrolada de células que forman el revestimiento de la boca. Aunque sea peligroso, si se diagnostica a tiempo, tiene el cien por ciento de probabilidad de cura.

Pero eso no es lo que ocurre en la mayor parte de los pacientes. Según datos de la Federación Odontológica Latinoamericana, solo el 15% de los casos son detectados en etapas tempranas, mientras que el 85% restante concurren en períodos avanzados.

En cada 100 pacientes con la enfermedad, 94 padecen el tipo más común, llamado carcinoma de células escamosas. «Este tipo de cáncer normalmente aparece en el labio inferior, pero cualquier área cubierta por la mucosa puede verse afectada. Los hombres con edad entre 50 y 55 son los que más sufren con la enfermedad», explica Celso Lemos, odontólogo de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Paulo, en Brasil.

«Los pacientes que son diagnosticados a tiempo tienen un 90% de chance de curarse, alcanzando casi el 100% de curación. Sin embargo, los casos diagnosticados muy tarde pueden empeorar el pronóstico, disminuyendo las posibilidades de curación en un 20%. Por lo tanto, visitas regulares al dentista son importantes para el diagnostico temprano», dice el experto.
publicidad

Causas

Aunque se desconoce la causa, existen dos factores de riesgo para la enfermedad en aproximadamente 80% de los casos: el consumo excesivo de alcohol y el tabaco. Además, el cáncer labial está directamente relacionado con la exposición al sol. El 20% de los pacientes que no tienen factores de riesgo aún desarrollan la enfermedad.

«El estilo de vida y los hábitos alimenticios saludables contribuyen a reducir la incidencia de cáncer oral. Varios estudios han demostrado que una buena higiene bucal también puede favorecer a una menor incidencia de esta enfermedad», explica Lemos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.