Partido decisivo por semifinales de la Champions League Bayern Múnich vs. Real Madrid

0 60

El Bayern Múnich y el Real Madrid definirán este martes al primer finalista de la Champions League edición 2013-2014 en el partido de vuelta por las semifinales que se disputará en Alemania, donde los bávaros buscarán remontar el 0-1 de la ida.

El conjunto español llega con la ventaja del triunfo conseguido como locales sin conceder gol, mientras que los muniqueses se apoyarán en su afición, la cual incendiará el estadio según Karl Heinz Rumenigge, para vencer a los madrileños y mantenerse en carrera para revalidar su título.

El entrenador del Bayern, Pep Guardiola, se amparó en la ironía durante la conferencia de prensa ofrecida hoy, diciendo que la prensa madrileña ya incluso da como campeón al Real Madrid cuando quedan noventa minutos por disputar en el Allianz Arena.

«Nosotros no estamos en la final de la Champions, vamos 1-0 debajo. He leído esta semana en Madrid que ya están en la final. No sólo que ya están en la final de la Champions, sino que ya la han ganado, por lo que he leído en Madrid y he escuchado”, señaló.

“Nosotros no estamos en esa tesitura. Marcarle dos o tres goles al Madrid no es una empresa sencilla, pero lo intentaremos con todas nuestras fuerzas», apuntó.

Respecto a los contragolpes del cuadro blanco, herramienta mediante la cual anotaron el único gol de la ida y pudieron ampliar más el marcador, Guardiola dijo que ni con los zagueros más rápidos del planeta se puede contener a los atacantes del cuadro español.

«Yo soy de la opinión de que los equipos buenos, cuanto más lejos estén del área, mejor, por eso nosotros jugamos así. Podríamos cambiar la manera de jugar y echarnos atrás para que no tuvieran espacios para correr, pero entonces nos meterían muchos centros y nos provocarían muchas faltas, donde Bale y Cristiano son muy peligrosos”, explicó.

“No es fácil por tanto frenar a este equipo, repito que a este tipo de jugadores no les paran ni los más rápidos del mundo. Pero bueno, he visto el partido repetido y a lo mejor nos protegemos un poco más», refirió sobre su estrategia para afrontar el encuentro de mañana.

Por otra parte, el extécnico del Barcelona fue crítico con la actitud que sus jugadores mostraron el pasado fin de semana ante el Werder Bremen y dijo que se necesita jugar con una mejor mentalidad para derrotar al Madrid.

«Ante el Werder, la primera parte la jugamos sin pasión, sin amor, como funcionarios. En la segunda pusimos corazón, que es lo que necesitamos para ganar. El que ponga más pasión pasará a la final».

Finalmente se dirigió a la afición bávara. “Necesitamos a la afición. No creo que yo como entrenador tenga que decir a la afición lo que debe hacer, ellos lo saben”.

“El Madrid contó con una ayuda de su afición fantástica y yo sé que la del Bayern va a estar con nosotros. Ellos nos van a ayudar mucho, pero los goles no los pueden marcar ellos. Depende de los jugadores», concluyó.

Tras la conferencia de Guardiola, Carlo Ancelotti se refirió a sus declaraciones y dijo que no consideran que ya tengan la décima Champions League en las vitrinas del Santiago Bernabéu.

“Ojalá tuviéramos ganado ya la Champions. No somos tan superficiales. Es un partido muy complicado, porque jugamos contra un equipo muy grande. Tenemos una pequeña ventaja y hay que aprovecharla. No somos tan tontos de creer que hemos ganado”, apuntó.

“A veces cuando estás en la rueda de prensa tienes que decir algo así, porque si no el tiempo no pasa. Mira Rummenigge, ha dicho que los árboles van a arder y está lloviendo”, afirmó.

Sobre el Bayern, el DT italiano dijo que no cree que su estilo de juego cambie mucho respecto al partido de ida ya que es el estilo de juego que Guardiola ahora impuso en el club.

“No creo que vaya a cambiar el partido tácticamente. El Bayern no va a cambiar la filosofía y nosotros tampoco. Vamos a hacer algo distinto, pero no va a cambiar mucho. Lo más importante es el aspecto mental, más que la táctica”, sostuvo.

“Veo un partido entre dos equipos con estilos diferentes, marcados por las características de los jugadores. Con Bale, Cristiano y Benzema necesitamos hacer transiciones rápidas, porque necesitan espacios. Para nuestros delanteros es mejor un fútbol”, indicó.

Por último, Ancelotti se dirigió a la afición blanca. “Parte del mérito del triunfo ante el Barça en la Copa se lo debemos a la afición. Y en Múnich no importa tanto la cantidad de los aficionados sino su calidad”, culminó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.