Para la historia: por primera vez los dos clásicos más antiguos del mundo se jugarán el mismo día

0 132

Cortesía de ESPN

Por primera vez en la historia del fútbol, los dos clásicos más antiguos del mundo se disputarán el mismo día: este viernes Argentina y Uruguay se medirán por el grupo A de la Copa América en el estadio Mané Garrincha de Brasilia e Inglaterra y Escocia chocarán en Wembley por la Euro 2020.

Estos enfrentamientos convivieron durante 120 años pero la casualidad jamás los había encontrado juntos la misma jornada. Los británicos protagonizaron el primer enfrentamiento internacional de todos los tiempos, el 30 de noviembre de 1872 en Partick, Escocia. Los años anteriores se habían organizado diversos cotejos entre ingleses y residentes de Londres que representaban de alguna manera a Escocia, aunque esos partidos no son reconocidos por FIFA, que sí avaló a aquel 0-0 de 1872 como oficial.

Casi treinta años más tarde en Montevideo, Uruguay y Argentina se midieron en el primer duelo entre seleccionados fuera del Reino Unido. El 20 de julio de 1902, el visitante ganó 6-0 en un encuentro protagonizado en su gran mayoría por jugadores nativos de… Escocia e Inglaterra. Ese día, los británicos ya se habían enfrentado 30 veces en las lejanas islas.

El clásico rioplatense es el duelo internacional con más ediciones del mundo, ya que jugaron en 192 oportunidades. El británico es el cuarto, detrás del Austria-Hungría y el Países Bajos-Bélgica. De todos modos, no hay dos choques que hayan convivido durante más tiempo que los que se disputarán una vez más este viernes.

Sin contar aquel primer enfrentamiento de noviembre, escoceses e ingleses jugaron hasta finales de la década de 1960 siempre en marzo y abril. Al principio fueron simples amistosos, pero desde 1884 y hasta 1984 lo hicieron en el marco del British Home Championship, un torneo entre los cuatro equipos representantes de Gran Bretaña que durante un largo tiempo fue el más importante del planeta.

Por cuestiones de calendario, Argentina y Uruguay jugaron pocas veces en esos mismos meses, por eso fue difícil que coincidieran los clásicos. Los sudamericanos sí se midieron mucho más seguido, ya que entre 1906 y 1945 lo hicieron varias veces por año (en 1924 fueron nueve). Para 1930 ya habían jugado más de cien partidos, cuando del otro lado del océano apenas habían pasado los 40.

Copa Lipton, Copa Newton, Copa Honor Argentino, Copa Honor Uruguayo, Copa Centenario Revolución de Mayo, torneo Sudamericano… las oportunidades para el duelo rioplatense se agolpaban mientras que en Europa las guerras y la organización diferente de los torneos obligaban a jugar solo una vez al año. La mayor parte de los partidos en el Río de la Plata se disputaban entre agosto y octubre.

Es difícil elegir un puñado de partidos para describir estas rivalidades que están más relacionadas con la forma de vivir de los pueblos que el fútbol propiamente dicho. Argentina y Uruguay definieron la primera Copa del Mundo y también los Juegos Olímpicos de 1928 y varias Sudamericanos. Además durante años fueron los mejores seleccionados no solo de América sino que del mundo entero. Inglaterra y Escocia no tienen la misma tradición en finales pero sí una relevancia histórica indescriptible, ya que fueron quienes difundieron el juego por el mundo.

El clásico británico se jugará por segunda vez en la Euro. La anterior ocasión fue en 1996 y terminó con victoria inglesa por 2-0. Además, jugaron por Eliminatorias para Rusia 2018 (triunfo local en Londres y empate) y para la Euro 2000 (un triunfo por bando). Estos son los únicos antecedentes de choques por torneos oficiales, más allá del mecionado British Home Championship y de la Rous Cup que lo reemplazó hasta 1989.

Quizás por esa razón a Inglaterra le costó más de cien años superar en el historial a Escocia, más allá de que unos han sido campeones del mundo y los otros jamás en su historia lograron superar una fase de grupos.

El clásico rioplatense, en cambio, tiene mil capítulos. Desde aquellos duelos amateurs hasta un mano a mano en octavos de final de Copa del Mundo con Diego Maradona en el campo, pasando por la lucha por la supremacía del fútbol mundial en suelo europeo. No hay forma de abarcar la inmensidad de esta rivalidad.

En 1973 fue cuando más cerca estuvimos de ver los dos grandes duelos mundiales el mismo día. El 17 de mayo empataron 1-1 en Buenos Aires Argentina y Uruguay por la Copa Lipton, mientras que dos días más tarde Inglaterra ganó en Wembley por el British Home Championship.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.