Países de mundo imponen nuevas restricciones sanitarias ante variante Ómicron

0 112

Ante el incremento de casos de contagios con la nueva variante Ómicron del virus causante de la Covid-19, diversos países del mundo imponen nuevas restricciones sanitarias como cierres fronterizos e incremento de otras medidas de restricción.

Estados Unidos anunció para la próxima semana que todos los viajeros extranjeros que pretendan arribar al país deberán presentar prueba negativo de Covid-19, realizado un día antes del viaje y además deben estar vacunados, según informó este jueves la Casa Blanca.

A su vez, la Administración Biden precisó que se implementarán una serie de medidas para impulsar la vacunación, y enfrentar la propagación de la Covid-19 durante el invierno. Este miércoles EE.UU. detectó su primer caso confirmado de la nueva variante en California en una persona vacunada que regresó de Sudáfrica el 22 de noviembre.

Por su parte, Canadá anunció este domingo sus primeros casos de los enfermos con la variante Ómicron en dos viajeros procedentes de Nigeria. Tras esos primeros casos, otros se han logrado identificar en el resto del país, en especial en Quebec, Ontario y Alberta.

Por igual, Brasil confirmó este miércoles el tercer caso de contagio con la variante en un viajero proveniente de Etiopía, según informó el Gobierno de Sao Paulo. El hombre detectado de 29 años estaba vacunado con dos dosis de la vacuna Pfizer y se encuentra aislado desde el sábado y sin síntomas con estricta vigilancia sanitaria.

Los otros dos primeros casos en el gigante suramericano fueron confirmados el pasado martes en un hombre y una mujer que llegaron desde Sudáfrica el 23 de noviembre. Ambos estaban vacunados con el antígeno de Janssen en aque país.

Ante la detección de estos casos en el segundo país del mundo con más muertes a causa de la pandemia, Brasil cerró sus fronteras aéreas a partir del pasado lunes 29 de noviembre a seis países africanos: Botsuana, Sudáfrica, Esuatini, Lesoto, Namibia y Zimbabue.

A su vez, Francia confirmó este jueves su primer caso de la variante en el territorio continental en un viajero procedente de Nigeria, quien se encuentra sin síntomas y aislado con su esposa, quien también dio positiva al test, pero se desconoce aún si es la misma variante del coronavirus.

Previamente, el territorio galo había detectado un caso en la Isla La Reunión. Ante esta la alerta, el Gobierno recrudeció las restricciones de viaje para contener la expansión y suspendió los vuelos del sur de África. Además, exigirá un test negativo de Covid-19 a todos los viajeros que lleguen de territorios fuera de la Unión Europea, incluso si están vacunados.

Dinamarca está en riesgo de contagio tras la detección de un infectado con la nueva variante en un concierto celebrado el pasado sábado en Aalbor con 1.600 espectadores.

Las autoridades precisaron a las personas que asistieron al concierto a que se sometan a pruebas lo antes posible y a prever cuidadosamente los síntomas, y aislarse en caso de tenerlo.

Previamente, las autoridades danesas confirmaron cuatro casos de la nueva variante Ómicron en viajeros que regresaron de Sudáfrica.

Mientras tanto, Portugal confirmó este jueves su caso 19 de positivo de Covid-19 afectado con la nueva variante. En esta oportunidad, su sumaron cinco casos confirmados corresponden al equipo de fútbol Belenenses, según indicó la directora general de Salud del país, Graça Freitas.

Con anterioridad, 14 casos habían sido confirmados. Aunque no está comprobado, las autoridades prevén que un futbolista sudafricano perteneciente a la plantilla del equipo de Primera División de Portugal, quien porta la enfermedad y que estuvo jugando con la selección de su país a mediados de noviembre, pudiera ser el origen del brote.

El país europeo comenzó este miércoles su fase de estado de calamidad, tras registrar la cifra más elevada de contagios en los últimos cinco meses, con unos 4.670 positivos, 17 muertos y una incidencia de 349,8 por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Para acceder a restaurantes y espacios cerrados las personas deberán portar el certificado de vacunación y el Gobierno incrementó los controles en fronteras y aeropuertos. La frontera terrestre con España solo permitirá el paso de españoles con certificado de vacunación, excepto trabajadores fronterizos.

Además, exigen que los ciudadanos europeos que salgan de zonas de alto riesgo deberán presentar los certificados y test negativos para entrar al territorio portugués.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.