Ombudsman propone enfoque de DDHH en la lucha contra la corrupción

0 79

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, Roberto Herrera Cáceres, propuso un enfoque de derechos humanos para hacer más efectiva la lucha contra la corrupción.

El titular del organismo humanitario cuestionó que los tratados internacionales que se aplican en la actualidad contra la corrupción, fueron elaborados y puestos en práctica sin tener presente el impacto negativo sobre los derechos humanos.

El ombudsman hondureño destacó que la corrupción es un fenómeno que afecta directamente a los habitantes y limita sus posibilidades de desarrollo.

Agregó que este problema, nacional y transnacional, violenta directamente los derechos humanos de las personas y limita las posibilidades para erradicar las causas estructurales de la pobreza y la exclusión social.

La corrupción es una violación directa a los derechos humanos de las personas porque desvía recursos y esfuerzos públicos en detrimento de la capacidad y responsabilidad del Estado de hacer efectivo el cumplimiento de derechos como la salud, la vida, la seguridad, la justicia y el desarrollo, apuntó.

En el marco de la celebración de la XIX Asamblea de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO), que se llevó a cabo en México, entre el 1 y el 3 de octubre, Herrera Cáceres, exhortó a sus colegas a hacer efectiva la lucha contra la corrupción y complementar la misma con un enfoque de derechos humanos.

Declaró que la corrupción es un “fenómeno”, nacional y transnacional que priva a los habitantes del acceso igualitario a los servicios públicos eficientes y de calidad.

Además, reduce las oportunidades de progreso social de los pueblos afectando con mayor intensidad las condiciones de vida de los grupos más desfavorecidos y vulnerados de la sociedad.

Sostuvo que la corrupción limita las posibilidades para erradicar las causas estructurales de la pobreza.

Durante su estadía en México, Herrera Cáceres propuso a los ombudsman de Iberoamérica evaluar los casos de corrupción que provocan violaciones a los derechos humanos de las personas o que obstaculizan su pleno disfrute en sus respectivos países.

Así mismo, reiteró su exhortación a que complementen las formas actuales de combatir la corrupción con un enfoque en derechos humanos.

Recordó que, a solicitud del Consejo de los Derechos Humanos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos realizó, en el 2013, una mesa redonda sobre las consecuencias negativas de la corrupción en el disfrute de los derechos humanos.

Según el titular del CONADEH, los ombudsman deben dar seguimiento a las recomendaciones de Ginebra e innovar las agendas de defensa y protección de los derechos humanos.

El Comisionado de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, participó en la XIX Asamblea General y Congreso Internacional de la FIO que tuvo lugar en México en la que se abordaron temas como la niñez, mujer, migrantes y trata de personas.

Además de Herrera Cáceres, por el CONADEH participaron la coordinadora del Programa de la niñez, Yamileth Mejía; de la Mujer, Ana Ramírez y del tema migratorio, Elia Ruth Velásquez.

Creada en 1995, la FIO reúne a los defensores del pueblo, procuradores, comisionados y presidentes de comisiones de derechos humanos de los países iberoamericanos en los ámbitos nacional, estatal, regional, autónomo y provincial.

Los países que actualmente la integran son Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.