Observatorio COVID recuerda que oficialmente la pandemia no ha terminado en Honduras

0 175

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El Observatorio de COVID-19 de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) afirma que la pandemia, oficialmente no ha terminado y a pesar del entusiasmo por volver a la normalidad, todavía es arbitrario y prematuro declarar que la pandemia se ha terminado.

En ese contexto recalca que se ha iniciado una transición a la endemia, pero nadie puede asegurar que no habrá rebrotes o que las variantes delta y beta -que todavía circulan- puedan resurgir. Aunque es menos probable, parte del escenario es que surjan nuevas variantes que causen enfermedad grave.

La gravedad del alto contagio, la mortalidad y las secuelas que hemos afrontado los últimos dos años y medio es tal, que no podemos tomar con ligereza esta etapa final de la pandemia.

En nueve meses no hemos tenido una nueva variante de preocupación, pero recientemente, el doctor Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó que “jamás hemos estado en mejor posición para dar fin a la pandemia, aún no estamos allí, aunque veamos luz al final del túnel”.

El Observatorio y Consorcio de Investigadores COVID Honduras, aclaran que se puede hablar de fin de la pandemia cuando haya: reducción sostenida y considerable del número de casos, defunciones, hospitalizaciones y de la tasa de contagio. Esto necesitaría acompañarse de una relativa estabilidad del genoma viral y un aumento de la inmunidad colectiva natural y vacunal.

Si ocurrieran rebrotes, no deben tener nivel de pandemia, es decir, no deben ser globales ni con contagio masivo. Si lo anterior se da, entonces se podría hablar del inicio de la endemia, con el virus como una causa común de infecciones. Por ahora, los reportes a nivel nacional e internacional muestran un descenso considerable en el número de contagios y fallecidos cercano al 80%, pero todavía no hay certeza total de que esta tendencia vaya a mantenerse. El tiempo lo confirmará.

La tasa de reproducción del virus en Centroamérica se ha reducido. En el caso de Honduras, es de 1.01, es decir, hay una persona contagiada por cada caso diagnosticado. Si ese número se reduce a menos de uno, ese será un signo importante de que se ha entrado a la endemia.

Antes de abandonar la prevención y control, debemos recordar como la influenza del 1918 causó rebrotes y mortalidad por varios años antes de volverse endémica. Tampoco puede olvidarse que solo en los últimos 28 días murieron 54,072 personas por COVID-19 alrededor del mundo.

Las autoridades de salud hondureñas deberán presentar un plan para la transición adecuada de la pandemia a la endemia, manteniendo la vigilancia epidemiológica y genómica, continuando la realización de pruebas diagnósticas, definiendo los nuevos esquemas de vacunación y estableciendo centros centinela para monitoreo con encuestas serológicas y otras estadísticas comunitarias.

Los hondureños deben estar informados adecuadamente sobre la evolución de la pandemia, es por ello que desde el Observatorio COVID de Unitec brindamos las métricas necesarias y adecuadas para seguir contribuyendo al control y prevención de esta pandemia, que hoy en día sigue latente.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.