Nueva Ley de Transporte regulará peso de rastras para evitar daños en carreteras

0 66

Tegucigalpa, Honduras.

Mediante la nueva Ley de Transporte Público Terrestre, cuyos 103 artículos ya fueron aprobados en primer debate en el Congreso Nacional, se regulará el peso de los vehículos de carga pesada, como las rastras, que tanto daño causan a las carreteras hondureñas.

En la ley se crea el Instituto de Transporte Público Terrestre (ITPT), cuya labor será aplicar normas que regulen la extensión de permisos, antigüedad del transporte, incluido el de carga y la obligación de comprar un seguro para responder por daños ocasionados a terceros.

En ese sentido, para que un vehículo de carga pueda circular por la red vial pavimentada del país debe contar con un certificado o manifiesto de origen donde se especifique el peso de la carga que transporta.

Por su parte, el instituto debe implementar los sistemas de básculas fijas y móviles, u otro tipo de tecnología para el control de pesos y dimensiones de los vehículos del transporte terrestre en sus diferentes modalidades.

Se busca retirar las unidades con mucha antigüedad y en el servicio de carga y en el caso del cabezal la antigüedad no será mayor de 25 años y hasta 5 años más con repotenciación y para camión y volqueta la antigüedad no mayor de 20 años y hasta 5 años más con repotenciación.

Asimismo, las personas naturales o jurídicas, propietarias o arrendatarias de equipo de transporte público de carga especializada y no especializada y las dedicadas a transporte de carga deberán obtener permisos de explotación y certificados de operación a nivel nacional e internacional, debiendo presentar las solicitudes, cumpliendo los requisitos de ley y sus reglamentos.

Se entiende por carga no especializada, el traslado de productos y mercancías que no requieran manejo especial y no representen una amenaza para seguridad de las personas y los bienes.

El acarreo de carga especializada es el transporte de productos que requieran manejo especial y que signifiquen riesgo para la seguridad de las personas y el medio ambiente, tales como los derivados del petróleo, productos químicos, corrosivos, insecticidas y gases, entre otros.

Según el proyecto de ley, el acarreo de productos derivados del petróleo, químicos, corrosivos, insecticidas y gases, entre otros, debe realizarse en remolques con las condiciones técnicas requeridas y en los mismos se deberá especificar de forma visible la nomenclatura internacional del material que se transporta.

Para obtener autorización de transportar carga especializada se deberá presentar solicitud, la que se turnara al Cuerpo de Bomberos, para que en el término de tres días emita opinión técnica que sirva de base para el permiso. El transporte de estas sustancias será objeto de reglamentación especial.

Los vehículos de carga, que trasladen equipo y maquinaria agrícola, para la construcción o que sean sobredimensionadas, deberán contar con permiso especial donde se consigne el peso o dimensión de la carga, origen y destino del viaje y tiempo del permiso.

Deberá también portar señales visibles de peligro como banderines con colores fluorescentes y eléctricos, cintas reflectivas y luces intermitentes encendidas.

Otro aspecto novedoso en la ley es que establece el seguro obligatorio para toda clase de vehículos y en el caso del transporte de carga el seguro por separado, por cuenta del propietario de la carga, del cabezal y el chasis en forma individual, según el caso.

El mismo puede llevarse a cabo en el país si la unidad recorre una ruta determinada de un punto a otro, sin permitir abordaje de pasajeros cuyo punto de origen y destino sea dentro del territorio nacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.