No impartirán clases de Biblia en las escuelas, según maestros de Honduras

0 128

La lógica de la escuela laica es que el Estado reconoce la libertad de credo en los educandos, los padres o encargados son los responsables de adoctrinar espiritualmente a sus hijos.

Los miembros de la mesa de trabajo que promueve la lectura de la Biblia en los centros educativos del país sostuvieron ayer una reunión en la sala de juntas del Congreso Nacional en Tegucigalpa.

En la misma estuvieron presentes una comisión de diputados, representantes de la Secretaría de Educación, la iglesia católica y la Confraternidad Evangélica.

Al respecto ha sido consultado este miércoles el dirigente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (COPRUMH), Daniel Esponda, quien se niega a la iniciativa.

Comenzó diciendo que el Estado de Honduras establece que la educación es “laica” y señaló a la clase religiosa de padecer “amnesia histórica” recordando lo hecho por Francisco Morazán.

Manifestó que el paladín desde que fue presidente de la federación separó la iglesia del Estado declarando a la escuela pública, popular y laica.

“Esto no significa que en las escuelas vamos a hacer a los niños ateos o no creyentes de Dios”, aclaró a la vez el dirigente.

Argumentó que la lógica de la escuela laica es que el Estado reconoce la libertad de credo en los educandos. En tal sentido, expresó que son los padres o encargados los responsables de adoctrinar espiritualmente a sus hijos.

Detalló diciendo que el objetivo de construir una educación laica es que las ciencias y las creencias “no son amigas” sino antagónicas.

Manifestó que definir una ley para  leer la Biblia en las escuelas es “irrespetar” a los que tienen creencias en otros asuntos y a los que no profesan una religión.

En el aspecto pedagógico, añadió, ningún docente ha sido formado para interpretar la Palabra de Dios.

“Nosotros en el marco de la libertad de cátedra y el respeto irrestricto a la Constitución de la República no vamos a servir clases de Biblia”, aseveró el líder magisterial. 

“Vamos a seguir siendo respetuosos de la garantía Constitucional sobre la libertad de credo y la educación laica, la educación espiritual es responsabilidad de los padres”, insistió.

La dirigencia magisterial intuye que detrás de todo existe una “cortina de humo” por parte del Partido en el gobierno para desviar la atención a pocas semanas de las elecciones generales. 

En ese sentido el profesor Esponda expresó que el sistema educativo del país requiere una “profunda reforma” y no estar construyendo normativas a retazos.

“Honduras lo que precisa es formar a nuestros niños en valores morales como la honradez, el trabajo y el respeto”, dijo el entrevistado, aduciendo tener los sacramentos y manifestando haber estudiado en una escuela adventista para posteriormente en su vida profesional impartir clases en un instituto católico importante del país. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.