Navegante español Álvaro de Marichalar busca promover Honduras y la vida marina

0 101

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El navegante español Álvaro de Marichalar llegó a Honduras por Omoa a bordo de la “Numancia”, una moto acuática, la embarcación más pequeña de la historia con la que está dando la vuelta al mundo, algo que inició en 2019.

Álvaro es muy conocido a nivel internacional por sus extraordinarias hazañas náuticas, con las que ha conseguido catorce récords mundiales de navegación en 39 expediciones marítimas realizadas en los últimos 30 años.

La misión de Álvaro es concienciar sobre el medio ambiente e impulsar acciones de conservación marina luchando contra la contaminación por plásticos y la pesca ilegal. En muchas etapas, utiliza gasolina fabricada a partir del destilado de deshechos plásticos. Su actual reto es seguir la estela de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano que consiguieron completar la primera circunnavegación en 1522.

Álvaro estuvo en el país con el objetivo de ayudar a promover a Honduras a nivel internacional como destino turístico y motivar a la población en la protección del medio ambiente marino.

En su estadía, el viajero tuvo una importante charla con reconocido ambientalista, Antal Borcsok, y visitó al Acuario Marino Tela Marine, “para ponerlos en contacto con el Museo Oceanográfico de Mónaco e impulsar una alianza de conocimientos científicos sobre los corales y arrecifes de Honduras, que podría convertirse en una gran alianza con muchos beneficios para la vida marina”.

“Estaré promoviendo filmando toda la belleza, atractivos culturales y sociales de Honduras”, dijo.

El navegante solitario europeo zarpó hace tres años desde Sevilla, recorrió toda la costa portuguesa; continuó navegando hasta la frontera francesa transportando su embarcación por tierra hasta Mónaco desde donde navegó a Marsella, Barcelona, Valencia y Gibraltar. Todo este recorrido lo realizó en riguroso solitario sin barco de asistencia.

Cruzó el Atlántico desde el sur de España (Gibraltar) hasta la isla de Guadalupe con la asistencia del barco de exploración francés Yersin. Desde Guadalupe prosiguió en riguroso solitario recalando en las islas del Caribe hasta Miami donde llegó el 16 de marzo de 2020. La epidemia viral detuvo su expedición hasta el 19 de febrero de 2022 que pudo reiniciar en Miami, navegando hasta Alabama, Luisiana, Texas y México, llegando hace unos días a Belice, y ahora en Honduras.

Continuará navegando hacia Panamá para cruzar el Canal, remontar toda la costa oeste americana hasta Alaska desde donde cruzará a Rusia para proseguir a lo largo de todo Asia hasta el Mediterráneo y llegar nuevamente a Sevilla. Le quedan por delante, dos años de navegación.

El ambientalista y empresario es, además, conferencista, escritor y productor de TV; mientras navega está filmando todo lo que ocurre para producir una serie documental sobre su actual vuelta al mundo en la embarcación más pequeña en la historia donde promoverá los atractivos naturales de Honduras.

Este navegante pertenece a una familia aristocrática navarro-castellana vinculada a la monarquía española.

(Visited 100 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.