Municipios reciben planes certificados para prevenir violencia y delincuencia

0 329

Catorce municipios recibieron hoy de parte del presidente Juan Orlando Hernández sus Planes Municipales de Convivencia y Seguridad Ciudadana certificados, los que contribuirán a enfrentar los factores de riesgo asociados a la violencia y la delincuencia para evitar que ocurran en sus diversas manifestaciones.

El mandatario, en un acto realizado en Casa Presidencial, también entregó equipo -computadoras, pantallas, proyectores y muebles- para el fortalecimiento de otros 30 municipios que elaborarán sus planes y crearán Observatorios de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

Los municipios que recibieron sus planes de seguridad certificados son: San Pedro Sula, La Ceiba, Tela, Choloma, Siguatepeque, Olanchito, Macuelizo, La Lima, Santa Bárbara, Quimistán, Gracias, Morazán, Choluteca y Tocoa.

En el acto de entrega participaron además el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, los alcaldes de los 14 municipios que recibieron la certificación de sus planes de seguridad, los jefes municipales de 30 gobiernos más que trabajarán a partir de hoy en esta iniciativa y otras autoridades.

«Debemos recordar que pasamos por una etapa negra y no la podemos volver a vivir cuando se habla de que vivimos con casi 90 muertes por cada 100.000 habitantes. Este tema de seguridad es complejo y no sólo corresponde a jueces, fiscales y policías, es de todos los sectores», indicó Hernández.

«El tema de inseguridad nos puede tocar a todos, de manera personal incluso y no podemos descuidar la seguridad ni un mes ni un día, este es un trabajo de todos los días y las horas», añadió.

Recalcó que «hemos reducido la inseguridad en un 50 %; el punto de quiebre fue cuando se decidió cambiar el tema de seguridad y la forma en que se iba a trabajar. Hemos salvado 45.736 vidas pero eso no es suficiente».

El cambio

El titular del Ejecutivo recordó que en Honduras «ha habido gente que ha debido cuidar a sus familiares para que no se comprometieran, gente que era obligada a entregar sus tierras o viviendas, de ese lado venimos, y todo cambió desde el momento en el que decidimos buscar seguridad para la población y para eso había que reformar la Constitución y afrontar los retos».

Asimismo, afirmó que la reforma policial “ha sido un proceso muy difícil, pero además de eso hemos tenido que buscar la entrega de equipo, de mejores condiciones de trabajo para los policías; es fácil poner en papel ese tema, pero llevarlo a cabo en la realidad es otra cosa».

Hernández comparó que “el tema de la seguridad es como el del dengue, que sabemos que debemos hacer varias cosas para evitar los criaderos de los zancudos, pero todos los años debemos afrontar el mismo problema y antes fue el chikungunya, zika, dengue hemorrágico. Lo mismo es con la seguridad: debemos educar a nuestros hijos, vecinos y pobladores para tomar conciencia sobre el problema».

Decisiones correctas

El gobernante señaló que para mejorar la seguridad en el país se ha hecho necesario afrontar diversos problemas y tomar decisiones correctas, las que incluso en su momento no fueron bien vistas por cierto sector de la población.

«El uso de las Fuerzas Armadas en el combate a la inseguridad ha sido fundamental, y aunque muchos se opusieron a la creación de la Policía Militar, hoy estoy convencido de que fue la mejor decisión, así como lo fue la creación de la ATIC (Agencia Técnica de Investigación Criminal) en el Ministerio Público y las cárceles de máxima seguridad», subrayó el mandatario.

Hernández también recordó: «El día que decidimos cerrar el Centro Penal de San Pedro Sula bajó de manera considerable el índice de violencia en esa región, y ante eso muchos se opusieron, por ejemplo, a la creación de las cárceles de máxima seguridad”.

Expresó que algunos sectores empezaron a decir que “las cárceles de máxima seguridad violentaban derechos humanos de los privados de libertad, pero está claro que el reo peligroso no puede tener las facilidades que tenía en el pasado, porque eso representa que sigan delinquiendo desde adentro».

Las víctimas tienen derechos humanos

El presidente Hernández aseveró que el tema de derechos humanos debe interpretarse de manera diferente en Honduras y eso implica reconocer que las víctimas de maras y pandillas sufren violaciones de sus garantías fundamentales.

“Algunos son buenos en materia de derechos humanos para escribir informes, llenan al ministro de Seguridad con informes, pero el que es extorsionado o es víctima de las maras y pandillas también tiene derecho a que se le respeten sus derechos. Ante eso, igual hicimos saber a la ONU que las maras y pandillas violan derechos humanos de las víctimas”, resaltó el titular del Ejecutivo.

“Estamos claros que debemos tratar de rehabilitar a los que afrontan problemas judiciales y cumplen condenas”, reconoció, “pero también es cierto que el que sigue enviando órdenes desde adentro de las cárceles y es un peligro para la sociedad no puede seguir actuando en contra de la población desde el interior de los centros penales”.

«Mi compromiso es que en estos años que faltan no vamos a quitar el dedo en el renglón de trabajar en el cuidado de la población, pero igual debemos trabajar en prevención y sana convivencia», indicó.

Garantía para los municipios

El ministro de Seguridad explicó que con los planes certificados «las municipalidades se convierten en garantes de seguridad en los municipios. Es un tema de prevención y de trabajo de conjunto y debemos sacar provecho a estos planes».

Pacheco adelantó que después «de estos 14 municipios (que recibieron hoy sus planes) luego vienen otros 30 y después 30 más, buscando llegar a los 298 municipios del país y tratando de identificar los focos de violencia que se presentan en las regiones».

El alcalde liberal de La Ceiba, Jerry Sabio, aseguró que «la certificación del plan es una gran garantía para los municipios. Ha sido un esfuerzo de varios sectores y hemos podido avanzar en un proceso participativo, así como en un esquema de intercambio en el factor de convivencia”.

“Es un instrumento de gestión importante para la prevención de la violencia», dijo Sabio y añadió que a partir de hoy «se marca una nueva etapa de seguridad y paz para nuestra ciudad, e invitamos a los demás alcaldes a que sigan estos dignos ejemplos».

Tarea de prevención

Los Planes Municipales de Convivencia y Seguridad Ciudadana tienen como objetivo que los gobiernos locales puedan enfrentar los factores de riesgo asociados a los fenómenos de violencia y delincuencia para evitar que ocurran en sus diversas manifestaciones y como parte de las acciones complementarias suscritas en la Política Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana (2011-2022).

Cada plan contempla fortalecer la gestión municipal para la sana convivencia y seguridad ciudadana a través de mecanismos e instrumentos que contribuyen a focalizar las intervenciones para la prevención de los delitos y sus causas.

Estos mecanismos o métodos propuestos por la Secretaría de Seguridad se traducen en planes municipales de convivencia y seguridad ciudadana y observatorios de convivencia y seguridad ciudadana en municipios priorizados.

En la actualidad, los gobiernos locales requieren de información confiable, eficiente y oportuna para el análisis y la toma de decisiones, no solo para resolver situaciones coyunturales sino también para generar políticas públicas que les permitan prevenir situaciones futuras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.