Mujeres indígenas acceden a contratos de usufructo de tierra en Celaque

0 98

Tegucigalpa, Honduras.

De abril a diciembre de 2013, USAID ProParque y la Mancomunidad de Municipios del Parque Nacional Montaña de Celaque (MAPANCE) implementaron un proyecto para documentar y registrar la tenencia de la tierra dentro de la zona núcleo del Parque Nacional (PN) Celaque.

Uno de los principales logros obtenidos por este proyecto es que las mujeres, que tradicionalmente no son propietarias de tierras, ahora tienen acceso a los contratos (o títulos) de usufructo para respaldar su tenencia de tierras y así poder apoyar a sus familias y los medios de vida.

El proyecto de levantamiento catastral consistió específicamente en la realización de un censo de las comunidades establecidas dentro de la zona núcleo del PN Celaque, mapeo y georreferenciación de las parcelas de tierra actualmente utilizadas por las comunidades, y la elaboración de una base de datos sobre el uso y la tenencia de la tierra.
Con esa información, se están procesados y otorgando contratos de usufructo a las familias e individuos que fueron identificados como los ocupantes legítimos de esas tierras por el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal (ICF).

Dado que estas comunidades se encuentran ubicadas dentro de la zona núcleo de un área protegida, no se pueden conceder títulos de propiedad de tierras.

Sin embargo, estos contratos de usufructo permiten el uso temporal de la tierra y sus recursos (bajo la Ley Forestal de Honduras), mientras aplican a la vez los medios legales para garantizar el uso adecuado de los recursos y permitir la conservación de la biodiversidad dentro del área protegida.

El proyecto trabajó con un total de 13 comunidades: 7 ubicadas en el municipio de San Manuel de Colohete (Cerro Chino, Chimís Montaña, Mansilcal, Petatillo, Río Negro, Naranjito y Conroro) y 6 comunidades del municipio de Belén Gualcho (Cedros, Cerro Grande, Cipresales, Mansilcales, Copantillo y Cerro Verde).

Además de la recopilación de información demográfica detallada de cada comunidad (salud, educación, alfabetismo, ingresos), el proyecto tuvo como objetivo buscar la participación de las mujeres durante el censo sobre la tenencia de tierras en las comunidades.

Esta situación es una de las causas de la desigualdad de género, vulnerabilidad social y exclusión de las mujeres. Para contrarrestar esto, y antes de iniciar el levantamiento catastral en cada comunidad, el personal del proyecto explicó a los líderes locales sobre la importancia de la participación de las mujeres y alentó a las mujeres a dar su opinión.

El proyecto encontró a 2,792 personas, distribuidas en 458 familias, viviendo en la zona núcleo del PN Celaque, de las cuales 61% son mujeres y niñas, y el 41% son menores de 14 años de edad. Sólo el 49% de los hogares tenía documentos privados de compra-venta de tierras; sin embargo, ninguno de ellos podría ser reconocido legalmente ya que no estaban registrados en el Instituto de la Propiedad (IP).

Actualmente está en marcha el proceso de otorgar contratos de usufructo en el PN Celaque. Un total de 3,547.67 hectáreas de tierra están siendo asignadas bajo este mecanismo legal, de las cuales 503.86 hectáreas se están titulando a mujeres.

Un total de 287 mujeres (y 624 hombres) están recibiendo contratos de usufructo, lo que significa que las mujeres reciben el 14% del total de tierras regularizadas por el proyecto. Tradicionalmente, las mujeres de esta región no son propietarias de tierras; por lo tanto, no controlan los medios de producción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.