Ministro de Seguridad confirma participación de exmilitares y expolicías en desapariciones masivas en el norte de Honduras

0 19

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El ministro de Seguridad, Gustavo Sánchez, confirmó este miércoles la participación de exmiembros de la policía y exmilitares en las desapariciones masivas ocurridas en las últimas semanas en el norte de Honduras.

“Ahorita la Policía es un problema para las estructuras criminales porque estamos siendo contundentes. Nadie habla de la reducción de la tasa de homicidios en ocho puntos en dos años”, expresó Sánchez, destacando los avances en la lucha contra la criminalidad.

Sánchez indicó que hay numerosos elementos que se desprenden de los secuestros masivos de personas en Tela (Atlántida) y Baracoa (Cortés), pero que no se pueden detallar debido al curso de las investigaciones en proceso.

El abogado Carlos Chajtur había afirmado que expolicías y exmilitares están involucrados en estos secuestros masivos en el norte del país. En respuesta, Sánchez señaló que Chajtur dice algunas verdades a medias y que corresponde a la Secretaría de Seguridad contar la otra parte para generar un balance. «Uno de los secuestrados que él menciona que es ingeniero es hermano de alias ‘Chafalo’ pedido en extradición y está en la Penitenciaría Nacional», explicó, añadiendo que Chajtur también fue abogado de varios narcotraficantes destacados.

Sánchez reconoció que hay expolicías secuestrados y se presume que también hay expolicías y exmilitares en las bandas que secuestran. Sin embargo, enfatizó que esto no implica que el problema radique en la Policía. «Se trata de estructuras criminales uniformadas con un gran equipo táctico que es a las que se enfrentan los cuerpos de seguridad del Estado», subrayó.

Relató que las bandas criminales se han atomizado debido al descabezamiento y la histórica extradición de personas, lo que ha llevado a un replanteamiento del mercado criminal. Mencionó el caso en Villas McKay de San Pedro Sula, donde el familiar de uno de los secuestrados, un expolicía, fue detenido recientemente. Estos individuos, que fueron sorprendidos con lanzagranadas, estaban reuniéndose para enfrentarse a otra estructura criminal, detalló Sánchez.

El ministro destacó que cuando se depuró la Policía en 2016, la droga seguía pasando por Honduras porque el narcotraficante más grande del país era el expresidente Juan Orlando Hernández, quien recientemente fue condenado a 45 años de cárcel en Estados Unidos.

Entre las reformas solicitadas al Poder Legislativo, Sánchez planteó que una de las agravantes sea la portación de uniformes o vestimenta similar de policías y militares, incrementando la pena por esta falta en una tercera parte debido a la planificación delictiva bajo este patrón.

Sánchez justificó que el crimen organizado está siendo golpeado por toda la estructura del Estado, y como resultado, estos grupos están haciendo todo lo posible para deslegitimar a las entidades de seguridad y defensa. Además, destacó que en Centroamérica abundan los cargamentos de armas, sumándose a la pérdida de armas y municiones de las propias bodegas del Estado. «Además, tenemos a uno de los ejecutivos de la Tasa de Seguridad extraditado y preso en Estados Unidos», concluyó.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.