Messi y Griezmann no se encuentran en la cancha

0 62

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Antoine Griezmann no termina de arrancar en el Barcelona. El delantero procedente del Atlético de Madrid está intentando adaptarse al equipo, pero no terminan de salirle las cosas. El francés intenta dar pases al primer toque, se sacrifica en defensa e incluso prescinde de su control en carrera para acomodarse al estilo de juego del conjunto azulgrana. Pero Griezmann ha estado bastante irregular, dejando buenas sensaciones por ejemplo ante el Betis y malas como ayer ante el Inter de Milán, Y la sociedad con Messi podría ser uno de los problemas que debe solucionar el francés.

Ambos han dicho en rueda de prensa (el último en hacerlo ha sido el argentino) que “no hay ningún problema” entre ellos. Sin embargo, en el césped no da esa sensación y las estadísticas demuestran que todavía no se entienden, o que al menos no conectan. En las dos jornadas de Champions League, Griezmann solo le ha dado cuatro pases a Messi (dos en cada partido), mientras que Messi le ha dado cinco (dos ante el Borussia Dortmund y otros tres ante el Inter de Milán). Hasta ahí todo normal, teniendo en cuenta que han jugado en bandas opuestas y es difícil hacerse llegar el balón sin pasar por un compañero antes (no hay que olvidar que en la primera jornada el diez estuvo poco más de media hora sobre el terreno de juego).

Pero llama la atención que Messi no ha tenido estos problemas de conexión con otros futbolistas. Sin ir más lejos, Ousmane Dembélé, que solo ha participado 28 minutos en la segunda jornada (y cero en la primera), recibió cinco pases del argentino. Es decir, que Messi le ha dado a Griezmann cinco pases en los 97 minutos que han coincidido en el campo, los mismos que a Dembélé, que jugaba en la misma banda que Griezmann, en tres veces menos tiempo, algo que se puede comprobar viendo el mapa de calor. Si nos fijamos en el encuentro ante el Borussia Dortmund, podemos ver cómo Griezmann le dio dos pases a Messi en los 34 minutos que coincidieron, los mismos que le devolvió el argentino cuando entró por Ansu Fati. Insuficientes para una asociación en la que se han invertido 120 millones de euros este verano.

Tampoco se trata de que el rival acierte cuando alguno de sus jugadores intenta jugar el balón con un compañero, pues Messi ha completado 75 pases de 89 intentados (tiene un 84,27% de acierto), mientras que Griezmann registra 67 pases buenos de 82 (con un 81,71% de acierto). Simplemente no se encuentran en el campo, al menos si no utilizan a Luis Suárez de puente, al que le han pasado en esos dos partidos 16 veces entre los dos.

En total, Messi le ha dado 11 pases a Luis Suárez en Champions, mientras que Griezmann le ha dado 5 a Luis Suárez. En ambos casos ambos jugadores le han dado más pases al uruguayo, quizá porque el nueve está más centrado en el campo, pero lo cierto es que el tridente no conecta si no pasa antes por las botas de Luis Suárez, algo que de no arreglarse pronto puede convertirse en un problema para Ernesto Valverde.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.