Médicos Sin Fronteras solicita investigación por bombardeo a hospital en Afganistán

0 175

Afganistán.

Fuerzas afganas que afirmaron estar bajo fuego talibán pidieron el ataque aéreo estadounidense que el sábado mató a 22 personas en un hospital de Kunduz, dijo el lunes el comandante estadounidense en Afganistán.

«Sabemos ahora que el 3 de octubre fuerzas afganas avisaron que estaban recibiendo disparos de posiciones enemigas y pidieron apoyo aéreo de las fuerzas estadounidenses. Se pidió entonces un ataque aéreo para eliminar la amenaza talibán y varios civiles fueron alcanzados accidentalmente» , dijo a periodistas el general John Campbell.

El oficial dijo que el pedido de apoyo fue realizado a las fuerzas especiales estadounidenses que asesoran a los afganos, pero no estaba claro si estaban cerca de lugar del incidente.

El general, que comanda las fuerzas estadounidenses en Afganistán, declinó profundizar sobre las reglas que rigen las operaciones de estas fuerzas, pero prometió una investigación transparente y afirmó que «se atribuirán las responsabilidades pertinentes y se tomarán medidas para asegurar que los errores no se repitan» .

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) , que luego del ataque cerró un centro de cuidados que operaba en el hospital, pidió una investigación independiente «bajo la clara presunción de que se cometió un crimen de guerra» .

Médicos Sin Fronteras afirma que pese a ingentes llamados a oficiales militares en Kabul y Washington, el edificio principal que alberga la unidad de cuidados intensivos y las salas de emergencia fue «repetida y muy precisamente» atacado casi cada 15 minutos durante más de una hora.

El ataque al hospital dejó 22 personas muertas, entre las que se encuentran 12 miembros de Médicos Sin Fronteras y diez paciente, tres de ellos niños, afirmó Joan Tubau, Director General de Médicos Sin Fronteras.

No puede haber justificación para este ataque abominable en nuestro hospital que ha acabado con la vida de personal de MSF mientras trabajaban y de pacientes que yacían en sus camas.

«Bajo la clara presunción de que se ha cometido un crimen de guerra, MSF exige que un órgano internacional independiente lleve a cabo una investigación profunda y transparente del incidente. Apoyarse solo en una investigación interna de una parte del conflicto es totalmente insuficiente. Ninguno de nuestro trabajadores informó de enfrentamientos dentro del hospital de MSF antes del ataque de los EEUU el sábado por la mañana», concluyó el director general.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.