Mbappé sigue tensando la cuerda: Tuchel, los Ultras y ahora los Juegos

0 195

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Durante la presentación de su Fundación en un hotel de París hace poco más de un mes, Kylian Mbappé dejó bien claros sus objetivos para la temporada: la Champions, la Eurocopa y los Juegos Olímpicos, haciendo especial hincapié en la ilusión que le generaba participar en los Juegos de Tokio.

Sin embargo, y pese a que el delantero ya ha sido preseleccionado en una lista de 80 jugadores, el PSG ya ha enviado según L’Équipe una carta a la Federación Francesa de Fútbol en la que anuncia que se opondrá a que el jugador vaya a esta cita internacional, en el aire, por cierto, por el Coronavirus. Al no ser fecha FIFA, los clubes tiene derecho a oponerse.

Y es que el PSG ya sabe que tanto Neymar como Mbappé tienen Copa América y Eurocopa y dos semanas después arrancarían los Juegos, desde el 22 de julio al 8 de agosto, y no quieren exponer a sus dos estrellas a semejante desgaste.

Ahora falta saber cómo se van a tomar los dos jugadores está decisión de su club. En el caso de Mbappé LÉquipe llevaba ayer en su portada la relación de la estrella de su equipo con la afición, que no le tiene como uno de sus grandes ídolos aunque no duda de su calidad y su importancia, y de su situación en la entidad, con contrato hasta 2022 pero que no ha dado señales aún de que quiera renovar.

Y ante este escenario en Francia hablan de nuevo que el Real Madrid está muy atendo a la situación de Mbappé con el PSG y que hablaría con Qatar si el jugador se pusiese a tiro este verano.

El diario L’Équipe abordaba ayer en su portada la especial relación de Mbappé con la hinchada del PSG y en especial con los ultras, a raíz de la respuesta del jugador a una pancarta durante el partido del pasado 25 de febrero ante el Girondins, con la derrota de Champions en Dortmund reciente. «Koumbaré, Gino (Ginola), Raí eran el espíritu de la victoria. Silva, Mbappé y Neymar, ¿miedo a ganar?», rezaba la pancarta, a la que no dudó en contestar el jugador con un signo de interrogación.

Lo cierto es que Mbappé no se ha ganado el corazón de todos los hinchas. Muchos de ellos le recriminan sus desplantes a Tuchelpor haberle cambiado antes del final de varios partidos porque lo consideran una falta de respeto. El ruido por tanto entre el jugador y su club sigue de actualidad en Francia. Una distancia que se agranda, con la renovación en el aire, sus encontronazos con Tuchel, desencuentros con la afición y su deseo de ir a los Juegos ante la negativa del club.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.