Mauricio Oliva llama a un cambio de actitud a diputados de Libre

0 59

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, dijo este miércoles que solo un cambio de actitud de los dirigentes y diputados del partido Libertad y Refundación (Libre) le dará el reconocimiento del pueblo a esa organización y pidió a sus líderes moderación y no entorpecer la labor legislativa.

El titular del Legislativo le pidió con todo respeto al líder de la bancada de Libre y ex presidente de la República, Manuel Zelaya, moderar sus acciones ya que ha sido con los miembros de esa organización política, con quienes más se ha reunido para dialogar.

“Yo le he dicho al ex presidente Zelaya, con el respeto y aprecio que le tengo, que parte de su vigencia política pasa por la moderación y habrá un sector de la población que lo eso lo vería bien, pero si se radicaliza o polariza, será difícil que logre mayores índices de aceptación”, arguyó.

Apuntó que previo a los hechos violentos del martes, se le mandó emisarios diciéndole que por favor, si ellos habían metido a la gente, la controlaran, pero dijeron que ya no tenían control y no podían hacer nada, convirtiéndose en escudos humanos de esas personas.

Oliva aseveró que ya se sabía con antelación de lo que iba a ocurrir y pidió a los cuerpos de seguridad que se filmara todo para luego identificar a las personas que provocaron los incidentes y a quienes cometieran los actos vandálicos.

Lo anterior para evitar injusticias y no generalizar y ahora la Fiscalía, con la tecnología que existe, puede identificar con precisión a las personas y con esa prueba definir el tipo de delito cometido, quién lo cometió y proceder de oficio para poner orden.

Recordó que según la Constitución de la República, el Congreso Nacional es una entidad inviolable y no se puede estar asumiendo en forma reiterada los daños que se le ocasionan y se debe aplicar la ley.

Reiteró que su posición sigue siendo la misma, que los diputados de Libre están en el Legislativo por el respaldo que les dio el pueblo, pero que lo único que les pide de forma fraterna y respetuosa, es que asuman su responsabilidad con la altura del caso.

Señaló que a los miembros de Libre no se le ha negado el derecho a protestar, pero deben hacerlo de forma organizada. “Se han discutido 60 mociones y muchas a mi juicio sin trascendencia, pero se debe respetar la opinión de los demás y muchas han venido de ellos”, acotó.

Sin embargo, todos los martes introducen una o dos mociones e interfieren en la agenda o protestan por algo que no es invento personal sino producto de los proyectos de decreto que los mismos diputados plantean, que son más de 200 y solo se han sacado 25.

Oliva afirmó que para todos los reclamos que hace Libre, hay instancias en el Congreso Nacional, están los operadores de justicia y la Corte Suprema de Justicia para poderlas resolver y si quieren un representante o que un partido político más integre el Tribunal Supremo Electoral (TSE), las fuerzas políticas del país deben dialogar sobre ese tema.

“Pero no es con piedras, bombas molotov o quebrando vidrios que se va a lograr y si creen que es inconstitucional la decisión, ya la ley dice que es el Congreso Nacional quien interpreta las leyes en lo abstracto y la Corte Suprema de Justicia en lo concreto”, explicó.

“Que se vaya en el caso concreto de la elección de los magistrados o los miembros del Registro Nacional de las Personas (RNP) y demuestren que el procedimiento es anómalo”, indicó.

Afirmó que detrás de las protestas, hay otra artista y es la obtención de cuotas de poder, lo que Libre no logrará por la fuerza.

Apuntó que sin ser infidente, algunos de los temas tratados con Libre no son de trascendencia, pero al final de cuentas el gran malestar de ellos es con el Ejecutivo y han tomado de blanco al Legislativo y buscar la visibilidad ante los medios.

Sin embargo, con esa actitud sólo entorpecen la labor del Congreso Nacional. “Le he dicho al ex presidente Zelaya, con el respeto y aprecio que le tengo, que parte de su vigencia política pasa por la moderación y que un sector de la población lo vería bien, pero si se radicaliza o polariza será difícil que tenga mayores índices de aceptación”, recalcó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.