Más del 90% de las Pymes se originan de esfuerzos familiares

0 68

Tegucigalpa, Honduras.

Más de un 90% de las llamadas Pymes, tienen su raíz en esfuerzos de grupos nucleares que llegan a convertirse en unidades cuya contribución es sustancial para la economía del país.

De cada 10 microempresas constituidas en el país, entre ocho y nueve tienen su origen en emprendimientos familiares.

Se calcula que el 90% de los empleos son generados por las pequeñas y medianas empresas, con un aporte considerable en la creación del Producto Interno Bruto (PIB).

El sector oficial ha facilitado más de dos mil millones de lempiras en asistencia técnica y financiera a las Pymes y, a través de la banca solidaria, se espera llegar a más de 50 mil de dichos establecimientos dedicados a actividades económicas específicas.

Pero los micro, pequeños y medianos empresarios afirman que ellos continúan expuestos a una serie de riesgos que han debilitado su potencial económico y su crecimiento.

En buena parte, el terreno No es suficientemente fértil para el desarrollo de la capacidad competitiva de estos negocios, según los argumentos de un sector de las mismas Pymes.

De acuerdo con estudios realizados por la Secretaría de Desarrollo Económico y encuestas levantadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), más del 80 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas No poseen un comprador específico para sus productos o servicios.

Las valoraciones del INE, también concluyen que el 20 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas están formadas en su mayoría por familiares y generan alrededor de 600,000 puestos de trabajo.

Las condiciones adversas bajo las cuales operan estos comercios, han desembocado en la disminución del tiempo promedio de existencia de los mismos, que varía entre los 11 y los 16 años.

Los estudios revelan, asimismo, que en la zona rural es donde se presenta el grado más alto de MIPYMES que operan en el sector informal, aunque se hace la salvedad que casi el 70 por ciento de las microempresas ya pertenecen a instituciones reguladas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

En lo que respecta a las posibilidades de desarrollo empresarial, las PYMES necesitan llenar los vacíos que presentan los mercados No convencionales, mejorar los servicios al cliente, incrementar el volumen de ventas, desarrollar nuevos productos y proveer capacitación en los aspectos administrativo, contable y financiero.

Los emprendimientos son los que han mantenido con vigor el aparato económico. De ahí que es una prioridad disminuir la vulnerabilidad y fortalecer las actividades de las Mipymes, sobre las que descansan, en buena medida, las proyecciones de desarrollo nacional y de alivio de la pobreza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.