Más de 300 efectivos del ejército buscan al hijo de «El Chapo»

0 67

México.

Más de 300 efectivos del Ejército, la Armada y la Policía Federal mexicana realizan operativos especiales en la frontera de los estados de Nayarit y Jalisco para intentar dar con el paradero de las seis personas que fueron secuestradas en la madrugada del lunes en un restaurante de Puerto Vallarta.

Entre los privados de su libertad está Jesús Alfredo Guzmán Salazar, uno de los hijos de Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien ejerce como lugarteniente para el Cártel de Sinaloa y ocupa una posición estratégica dentro del grupo criminal del que es líder su padre. Diversas versiones indican que su hermano Iván también está cautivo, pero nadie lo termina de confirmar ni desmentir.

Quién es Jesús Alfredo Guzmán Salazar

Fruto de la relación de Guzmán con su primera esposa, Alejandrina Salazar, Jesús Alfredo, de 29 años, fue incluido junto a su madre en la lista de narcotraficantes internacionales del Departamento del Tesoro estadounidense.

También está en la mira de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), que se refiere a él como uno de los líderes de alto nivel del cártel.

Según la Secretaría de Marina mexicana, el hijo de Guzmán es considerado «uno de los principales dirigentes» del Cártel de Sinaloa y un «elemento clave» de ese grupo del narcotráfico. Con su padre en prisión, se cree que él concentraba todo el poder de la organización delictiva.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias «El Mencho», es el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y presunto instigador del secuestro. Considerado uno de los criminales más peligrosos de México, el gobierno federal puso en marcha desde el 1º de mayo de 2015 un amplio despliegue de soldados y policías en Jalisco para detenerlo.

En respuesta a esta acción, presuntos miembros de ese cártel derribaron un helicóptero del Ejército ese mismo día, un ataque en el que murieron nueve militares.

Este grupo criminal se disputa Jalisco con el Cártel La Resistencia, vinculado con Los Zetas. De hecho, en un principio los miembros del CJNG se hacían llamar «Los Matazetas».

Pero el secuestro de uno de los hijos de «El Chapo» Guzmán, quien fue detenido en enero pasado y se encuentra en una prisión de máxima seguridad a la espera del desenlace de su proceso de extradición a los Estados Unidos, parece un desafío de Jalisco Nueva Generación a sus antiguos socios de Sinaloa.

El Cártel Jalisco Nueva Generación mantiene su centro de operaciones en el corredor que va de la región Valles de Jalisco, cerca de la zona metropolitana de Guadalajara, hasta la costa norte del estado, lugar al que las autoridades piensan que escapó el comando que el lunes secuestró al hijo de «El Chapo» Guzmán.

Es por esa razón que los 300 efectivos del Ejército, la Armada y la Policía Federal se trasladaron hasta ese lugar para intentar dar con los secuestrados y sus captores.

La hipótesis del secuestro de Iván Archivaldo, otro de los hijos de «El Chapo»

Eduardo Almaguer, fiscal de Jalisco, dijo este miércoles que no hay «indicios sustentables» de que entre los seis secuestrados en un restaurante del balneario mexicano de Puerto Vallarta esté un segundo hijo de Joaquín Guzmán, además de Jesús Alfredo Guzmán.

«No hemos encontrado un indicio sustentable que en este lugar (el restaurante La Leche) se encontrara el otro hijo de Guzmán Loera (Iván Archivaldo). Yo sólo puedo confirmar la presencia de Jesús Alfredo», declaró Almaguer a Radio Fórmula.

Además de Guzmán Salazar, de 29 años, entre los secuestrados están Juan Daniel Calva Tapia, de 53 años; Josías Nahuali Rábago Borbolla, de unos 35, y Víctor Galván Ureña, de 46.

Sin embargo, hay dos personas más que están aún sin identificar, lo que ha desatado las especulaciones de que uno de ellos podría tratarse de Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.