Más de 3 millones de quintales de arroz serán importados para demanda local

0 92

Los productores estimaron que la cose­cha de arroz a nivel nacional os­cilará este 2020, entre 900 mil y un millón de quintales, depen­diendo de las lluvias y el finan­cimiento, en un área de 19 mil a 20 mil manzanas.

El inversionista de ese rubro en municipio de Jesús de Otoro, Intibucá, Carlos H. Tosta, indi­có que solo ellos aportarán 85 mil quintales de ese grano bá­sico con alta demanda interna.

La fuente descartó que se re­gistren aumentos de precio con­siderando algunos factores que intervienen en el mercado na­cional.

“Los molinos deben mante­ner el precio para competir, no creo que se registren aumentos para el consumidor”, refirió.

El precio para la comercia­lización del quintal de arroz granza es de 420 lempiras, se­gún convenio de compra venta suscrito hace dos semanas entre productores y agroindustriales, coordinadas por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Tosta reconoció que ese con­venio genera estabilidad y con­fianza, sin embargo la tabla no resultó muy favorable para los productores.

Actualmente se encuentran registrados 2,500 productores, según la organización Bolsa de Productos y Servicios, S.A. (Agrobolsa), no obstante, ese dato cambia constantemente debido a dificultades, variacio­nes climáticas y sequías entre otras razones que afectan las co­sechas del cereal.

El reporte de precios del Sis­tema de Información de Merca­dos de Productos Agrícolas de Honduras (SIMPAH), establece que la libra de arroz clasificado al consumidor final, cuesta en­tre 9 y 10 lempiras en el merca­do Zonal Belén o Mayoreo en Comayagüela. Mientras, la li­bra de arroz precocido vale 11 lempiras.

Por su parte, el quintal o cien libras de arroz se cotiza entre 830 y 900 lempiras, dependien­do de la calidad, y el grano pre­cocido se adquiere entre 960 y mil lempiras, según el SIMPAH.

En el 2015 Honduras co­sechaba 1.5 millones de quintales de arroz; en el 2016 bajó a 1.47 millones de quintales, en el 2017 ca­yó a 1.3 millones y para el 2018 y 2019 rondó el mi­llón de sacos. En cambio, la demanda interna supera los 4.5 millones de quinta­les, eso obliga a importar la mayoría de este alimento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.