Malversación en alcaldía de San Pedro Sula suma Lps.50 millones

0 148

San Pedro Sula, Honduras

Más de 50 millones de lempiras ha dejado de percibir la Municipalidad de San Pedro Sula por las supuestas irregularidades cometidas en la oficina de Control de Ingresos, según las primeras investigaciones.

La cantidad de documentación, expedientes, recibos, permisos de operación y otros que se han cotejado hasta la fecha revelan que una sola empresa ha dejado de pagar hasta 10 millones de lempiras en impuestos por varios años.

La documentación en poder de las autoridades establece que en la Unidad de Control de Ingresos de la Municipalidad, donde se desempeña como jefa Ada Muñoz, sin causa justa se dejó de cobrar impuestos.

El caso que inició la investigación, de acuerdo con el requerimiento presentado, es que oficinas municipales enviaban reportes a Control de Ingresos estableciendo los cobros que debían hacerse por los servicios que se prestaban.

Pero, según los informes, sin justificación legal alguna obvió los referidos reportes y, contraviniendo lo establecido en el artículo 54 del Plan de Arbitrios, se autorizaban arbitrariamente a algunas empresas cantidades menores que las que debía pagar.

En consecuencia, las arcas municipales dejaron de percibir en cuatro años 11,790,597.51 lempiras de una sola empresa por no pagar correctamente los impuestos, específicamente el tributo pecuario.

Las pesquisas relevan que esas cantidades, si hubieran sido correctamente captadas, podrían haber sido utilizadas en obras públicas.

Pero el problema no era únicamente ese, sino que, además de dejar de percibir altas cantidades de dinero por manejo irregular de dinero municipal, permitían que las empresas operaran de forma normal y continua aunque no pagaran, cuando, de acuerdo con ley, lo que procedía era ordenar el cierre de las compañías.

El primer caso que permitió una serie de intervenciones y decomiso de documentos dio pie a que se encontraran otros casos similares que hasta el momento suman ya más de 50 millones de lempiras no ingresados, dejando en evidencia un claro abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y defraudación fiscal. Esos son los delitos que se le imputan a Muñoz. Mientras tanto, los peritos siguen analizando la documentación y sumando más lempiras a los millones que se han defraudado en varias administraciones municipales.

Oro y diamantes

La Oficina Administradora de Bienes Incautados, Fiscalía contra la Corrupción y agentes de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI) inspeccionaron ayer nuevamente la vivienda de Ada Esperanza Muñoz Torres, en la que encontraron una caja fuerte conteniendo un lote de joyas.

Fredy Lagos, jefe regional de DNSEI, detalló que la caja fuerte estaba dentro de un armario en el estudio de la casa. Agregó que se tuvo que llamar a un cerrajero para que abriera la caja.

“Se inspeccionó el estudio que ella tenía en la casa, se encontró incrustada en la pared una caja fuerte cubierta con un escritorio. Se logró abrir y se encontró un lote de joyas. Había cinco cajas pequeñas con joyas”, manifestó el jefe policial.

Lagos indicó que se tendrá que hacer la evaluación de las joyas para determinar si son de oro u otro material.

“Presumimos que las joyas son de oro, pero se tendrán que hacer las evaluaciones para determinar qué tipo de metal es. Aparentemente es oro y no podemos decir que está valorado en alguna cantidad porque puede ser fantasía fina”.

Originales o imitación, oro o baño: eso se sabrá hasta que un joyero especial, que será juramentado como perito por un juez, dé su dictamen y diga el valor de ese lote.

Las autoridades informaron que entre las joyas encontradas había un juego de, supuestamente, diamantes incrustados, gargantillas, cadenas, aritos y anillos de gran valor.

Se mencionó que Ada Muñoz también se dedicaba a la venta de joyas y otro tipo de mercadería que mantenía en su vivienda de Barandillas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.