Los Garífunas una etnia viva en el Caribe hondureño

0 607

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Con el pasar de los tiempos la historia de Honduras se ha visto marcada por la riqueza natural, cultural, creencias religiosas y más por ello, para Diario Roatán mostrarte información de las etnias es fundamental como lo es la comunidad garífuna.

La historia del Pueblo Garífuna comienza a partir de una serie de acontecimientos que sucedieron en Las Antillas Menores a principios del siglo XVII (1601-1700), más de un siglo después de la conquista de Centroamérica, Suramérica y Las Antillas Mayores.

Para ser más exactos, el Pueblo Garífuna se originó en la Isla de San Vicente o Yurumain en el año de 1635. Isla ubicada en Las Antillas Menores, frente a las Costas de lo que hoy es la República de Venezuela.

La alianza Francesa-Garifuna que luchaba por mantener el dominio de la Isla de San Vicente estaba dividida en dos grupos: Uno comandado por Du Valleé que tenía el control de Kingstown y Dorsetshire Hill y el otro grupo comandado por Joseph Chatoyer que tenía el control de Chateaubelair.

La tranquilidad que a base de constantes luchas había conseguido el pueblo Garífuna se vio interrumpida en 1783 cuando un nuevo Tratado de Paris nombró por segunda vez a la Isla de San Vicente como territorio Ingles.

Homenaje al líder garífuna Joseph Satuyé en Punta Gorda

Poco tiempo después del nuevo nombramiento, Los Ingleses que ya estaban cansados de las derrotas sufridas ante Los Garífunas invadieron San Vicente con 4,000 soldados y atacaron fuertemente la alianza Francesa-Garífuna.

Joseph Chatoyer se mantuvo firme en su lucha contra la colonización inglesa hasta la muerte; fue asesinado en una emboscada el 14 de marzo de 1795.

Por su valentía y amor a su pueblo, Chatoyer se convirtió en el símbolo de la resistencia Garífuna que luchó por más cien años contra la colonización europea. En la actualidad es considerado un gran héroe entre ellos por haberlos acompañado en la guerra hasta el momento de su muerte.

La Expulsión de Los Garífunas

Luego de la muerte de Joseph Chatoyer, al ver que el número de Garífunas que habitaba la isla era superior a ellos, Los Ingleses iniciaron una ofensiva para expulsarlos.

Rodearon las comunidades Garífunas, las invadieron y las quemaron por completo. Persiguieron y capturaron a la mayoría que entre hombres, mujeres y niños eran unos 5,000 Garífunas.

Cuando tuvieron el control de San Vicente, Los Ingleses expulsaron a Los Garífunas de la isla. Los enviaron como prisioneros de guerra a una pequeña isla llamada Balliceaux.  En este sitio, debido al hacinamiento, a las precarias condiciones de vida y a la fiebre amarilla la mitad del Pueblo Garífuna murió. Sin embargo, algunos creen que fueron envenenados por los ingleses.

En vista que la Isla de Balliceaux era demasiado pequeña para albergar al resto prisioneros que entre hombres, mujeres y niños sumaban unos 2,500 Garífunas, el 20 de febrero de 1797 fueron enviados en un barco a la Isla de Roatán, Islas de la Bahía, Honduras.

Llegada de Los Garífunas a Honduras

Tras su expulsión de Balliceaux y luego de navegar por 2 meses Los Garífunas llegaron a Punta Gorda, Roatán el 12 de abril de 1797.

Aunque llevaban consigo alimento, herramientas y los materiales necesarios para comenzar una nueva vida, Los Garífunas no pudieron adaptarse al territorio y solicitaron a los españoles ser trasladados a la costa.

Los españoles aceptaron la petición de Los Garífunas en vista que ellos necesitaban su fuerza laboral y porque deseaban tener el control total de Las Islas de La Bahía.

Los Españoles partieron llevando consigo a Los Garífunas, quienes arribaron a Trujillo, Colón el 17 de Mayo de 1797. En tierra firme, Los Garífunas se dedicaron a la pesca y otras actividades para sobrevivir.

En la década de 1900, gran cantidad del Pueblo Garífuna se estableció en las cercanías de las Compañías bananeras y se integraron a los trabajos agrícolas. En 1940, las Compañías bananeras cerraron sus operaciones debido al daño que las plagas causaron a sus plantaciones.

El desempleo obligó a Los Garífunas a buscar otros medios de sustento y muchos emigraron en embarcaciones hacia otros países de Centro y Norte América.

Contexto

El pueblo Garífuna, es uno de los grupos étnicos más grande que habita en las Costas de Honduras con una población aproximada de 300,000 habitantes.

Están distribuidos en 47 comunidades ubicadas a lo largo de la Costa Norte Hondureña, específicamente en los departamentos de Cortés, Atlántida, Colón, Gracias a Dios e Islas de La Bahía. También hay presencia Garífuna en las hermanas Repúblicas de Guatemala, Nicaragua y Belice.

Los Garífunas, son un grupo mestizo descendiente de Los Caribes, Arahuacos y esclavos africanos.

Son conocidos también como Caribes Negros o Garinagu, siendo éste último el término mejor aceptado por ellos ya que el término Garífuna se refiere únicamente a la persona y su idioma, mientras que Garinagu es un vocablo africano que se refiere al grupo de personas en general.

Cultura Garífuna

El Pueblo Garífuna posee una cultura e historia muy antigua, misma que a pesar de los acontecimientos vividos no ha cambiado mucho en los últimos años.

Aún mantienen viva su lengua, sus costumbres y sus tradiciones como ser: la música, el baile, su religión, ceremonias, comida, bebidas, etc.

Religión
La Religión que profesa el Pueblo Garífuna es el Dugú, que es una mezcla entre el Catolicismo y creencias de algunas religiones Africanas, Europeas y Amerindias.

Aunque en la actualidad muchos Garífunas se han convertido a la Religión Católica.

Idioma Garífuna
Su lengua es el “Garífuna” una lengua perteneciente a la familia lingüistica Arahuaca que sobrevivió a muchos años de persecución y dominación de lenguas indígenas.

El idioma Garífuna es hablado por la mayor parte de Garinagu de Honduras y también hablan el español. A raíz de su procedencia y permanencia por siglos en la Isla de San Vicente la lengua Garífuna es una lengua mixta que ha sufrido muchos cambios importantes en su estructura morfológica.

Música Garífuna
La música, el canto y los bailes Garífunas reúnen muchos elementos Africanos y Amerindios, los cuales son una expresión artística tradicional de su pueblo. La danzas o bailes generalmente los realizan en círculo al son de los tambores, caracoles y maracas.

Su baile más representativo es el baile “Punta”. En el canto y la letra de las melodías Garífunas narra su historia y su conocimiento del cultivo, la pesca, elaboración de canoas y la construcción de sus típicas casas.

Las canciones son cantadas al ritmo de los tambores mientras los presentes bailan por turnos.

Gastronomía Garífuna
La comida Garífuna está basada en el coco, la yuca, el plátano y mariscos, sus ricos platillos reflejan los sabores caribeños que aprendieron de sus ancestros. Entre sus comidas más representativas están el pan de coco, el cazabe, rice and beans, tapado y machuca.

También poseen bebidas típicas de su cultura, la más popular de es el ´guifiti, que en idioma Garífuna significa “amargo” y es una bebida hecha de varias hierbas y ron.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.