Legislativo reitera que no va a abandonar a mineros soterrados en el sur

0 169

El Corpus, Choluteca

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, reiteró que no se escatiman esfuerzos para rescatar con vida a los 11 obreros que se encuentran atrapados en la mina de San Juan Arriba, en el municipio de El Corpus, Choluteca, zona sur del país al tiempo que enfatizó que “yo no los voy a abandonar”.

Indicó que desde el miércoles por la tarde cuando el alcalde de El Corpus, Luis Andrés Rueda, le comunicó el incidente ocurrido de inmediato se comunicó con las autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), así como del Cuerpo de Bomberos, las Fuerzas Armadas y asimismo, transmitió la inquietud al presidente de la República, Juan Orlando Hernández, quien no ha escatimado ningún esfuerzo para avanzar en los trabajos para el rescate de los mineros soterrados.

“Yo hubiese querido estar más temprano aquí, pero mejor que se vinieran primero los técnicos, los que saben, los que pueden venir a ayudar físicamente; esperamos que se estabilizara un poco la zona y que las autoridades tomaran posesión del terreno para que nos dieran explicaciones y algunas peticiones concretas que nosotros pudiéramos concretar para poder rescatar a estos 11 compatriotas con vida”, relató Oliva.

Señaló que según le informó el alcalde de El Corpus, esta es una zona de minería artesanal que genera al menos unos cuatro mil trabajos y en ese sentido, se tiene que buscar un método alternativo que sustituya esa explotación artesanal y rudimentaria del mineral en ese municipio.

Añadió que eso pasa porque se pueda construir algún tipo de asociación que permita que las personas que se dedican a esa actividad, tengan algún tipo de asesoría técnica, financiamiento y márgenes altos de seguridad para explorar de manera racional el recurso mineral.

Recordó que el Congreso Nacional emitió una nueva Ley de Minería que si se estuviera aplicando de la manera que está concebida, se disminuiría enormemente el riesgo porque está muy bien reglamentada para que pueda explotarse racionalmente.

Indicó que Copeco está haciendo los contactos con organismos especializados de países cercanos y que tienen un grado de experiencia en estos casos para que al menos brinden asesoría técnica ya que las minas prácticamente son laberintos de los cuales no hay croquis o mapas ni referencias cartográficas por lo que se está haciendo acopio del conocimiento que tienen las personas que trabajan en esa zona.

“Nosotros estamos aquí fundamentalmente para garantizarles de parte del gobierno de la República y del Congreso Nacional que no los vamos a dejar desamparados, que les vamos a dar la asistencia en el cortísimo plazo, hablábamos con el alcalde de cómo ayudarlos para que cada una de estas personas tenga su casa, una fuente alternativa de trabajo, ingresarlos al programa Vida Mejor, mientras pasa esta situación y sientan el cobijo del Estado”, recalcó.

Oliva dijo que espera que este percance no tenga un desenlace fatal, aunque para este tipo de situaciones hay que estar preparados de cualquier manera. “Yo puedo garantizar que por lo menos yo, no los voy a dejar desamparados, eso lo garantizo”, acotó.

Señaló que en esas minas artesanales trabajan incluso muchos adolescentes algunos de los cuales tienen hasta obligaciones de familia, pero la paga que obtienen allí, es mayor a la que pueden obtener en otras actividades como la agricultura o de ganadería y ha sido una costumbre secular en ese municipio dedicarse a la minería artesanal que debe ser reglamentada y supervisada,

Añadió que se les visita se les pide que abandonen y no se ha terminado de bajar la autoridad cuando ya están de nuevo intentando extraer oro en esos hoyos, algunos de los cuales datan desde tiempos de la colonia.

No obstante, Oliva reiteró que lo prioritario en este momento es rescatar a esos 11 obreros con vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.