Lago de Yojoa una parada inevitable

0 88

Lago de Yojoa, Honduras

Situado en el centro de Honduras en la carretera que une Tegucigalpa con San Pedro de Sula, una de las carreteras más importantes del país se encuentra el hermoso Lago de Yojoa una parada inevitable.

Para los turistas, el lugar ofrece varios restaurantes, hoteles con habitaciones típicas del lugar y diversiones acuáticas.

Para los del lugar, la pesca es su ocupación principal. Se puede encontrar en la misma carretera gente vendiendo los peces recién pescados.

¿Por qué ir?

El Lago es un extraordinario escenario listo para recibir a los verdaderos aventureros. Un sitio más que ideal para la pesca, la navegación con veleros o simplemente relajarse con la familia o los amigos. El sitio es poco frecuentado y ahí radica su riqueza.

Con sus aguas calmas el sitio es más que ideal para la navegación; en sus orillas, una rica avifauna convierte al sitio en un Hot Spot para los amantes de las aves y sus pocos, pero buenos hoteles generan el espacio adecuado para permanecer unos días. Por supuesto, no se puede ir sin probar el pescado frito del lago, una verdadera tradición de Honduras.

Recomendaciones

Para comer pescado frito existen decenas de opciones disponibles a los viajeros. ¿Nuestra recomendación? Rancho Buena Vista, ubicado sobre la carretera ofrece un espacio con una vista más que impresionante y un “encurtido” que es una verdadera delicia.

No se pierda tampoco ir a D&D, una micro cervecería que produce entre cuatro a cinco cervezas distintas cada semana y que proporciona los mejores tours en la zona, ya en montaña, ya en tubbing ya en el lago.

Si viaja con niños el Mariposario La Naturaleza es una diversión asegurada. Y por supuesto, una visita al lago no está completa sin recorrer los senderos del parque eco arqueológico Los Naranjos.

El espíritu del lugar

El Lago es un extraordinario escenario listo para recibir a los verdaderos aventureros. Un sitio más que ideal para la pesca, la navegación con veleros o simplemente relajarse con la familia o los amigos.

El sitio es poco frecuentado y ahí radica su riqueza. Con sus aguas calmas el sitio es más que ideal para la navegación; en sus orillas, una rica avifauna convierte al sitio en un Hot Spot para los amantes de las aves y sus pocos, pero buenos hoteles generan el espacio adecuado para permanecer unos días.

Por supuesto, no se puede ir sin probar el pescado frito del lago, una verdadera tradición de Honduras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.