La tragedia que conmociona el Reino Unido: tres niños murieron tras caer en un lago helado

0 28

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tres niños de ocho, 10 y 11 años murieron y otro permanece en estado crítico tras caer en un lago helado cerca de Birmingham, en el centro de Inglaterra, una tragedia que conmociona el Reino Unido.

“Tres niños han muerto trágicamente tras caer al lago en Babbs Mill Park en Solihull ayer por la tarde”, dijo la Policía de West Midlands en un comunicado.

Los chicos sufrieron un paro cardíaco y fueron trasladados de urgencia al hospital tras ser sacados del agua.

“Lamentablemente, no pudieron ser reanimados y nuestros pensamientos están con su familia y amigos en este momento tan devastador”, dijo la policía. “Un cuarto niño, de seis años, permanece en estado crítico en el hospital”.

Según dijo un pariente a medios locales, uno de los niños se lanzó al agua después de ver a otros dos, a los que no conocía, caer a través del hielo.

El chico, de 10 años y llamado Jack Johnson, murió junto con otros dos.

Charlotte McIlmurray, tía de Jack, dijo que su familia estaba pasando por una “pesadilla”

Escribió en Facebook que su sobrino “corrió e intentó salvar” a los otros niños. Los testigos dijeron que estaban jugando en el hielo antes de caer.

Un lugareño calificó a Jack de “nuestro pequeño héroe especial”. “No tengo palabras, pero lo que hizo su sobrino para intentar salvar a los demás demuestra lo increíble que era”, dijo.

La tragedia se desencadenó sobre las 14.30 horas del domingo, cuando algunos de los chicos, que se cree que son parientes, caminaron hacia el lago parcialmente helado. Los testigos describieron los gritos de socorro que se oyeron y vieron a familiares corriendo desde las inmediaciones mientras los servicios de emergencia se dirigían al lugar de los hechos. Un agente de policía que golpeó el hielo para rescatar a los niños fue atendido por hipotermia leve.

El personal de los servicios de emergencia y los ciudadanos fueron elogiados por sus desesperados esfuerzos por salvar a los niños. Los bomberos y agentes de policía se adentraron en el agua helada con sus uniformes, según explicó el superintendente de Solihull, Richard Harris, en una rueda de prensa.

Un agente intentó atravesar el hielo para llegar hasta los chicos, añadió.

Harris dijo que las familias estaban “absolutamente devastadas” y que el hecho de que ocurriera durante el periodo navideño “se suma a la tragedia”.

Anoche, cientos de personas asistieron anoche a una vigilia junto a la entrada del parque colocando velas y flores bajo un árbol.

Los amigos rindieron tributo a otra víctima, de 11 años, cuyo nombre era Thomas. Los testigos describieron escenas espeluznantes mientras se oían gritos de “ayuda” desde la orilla del lago a temperaturas de 1C.

Un vecino de la zona, Dan Hall, de 38 años, dijo: “De camino al lago me encontré con una adolescente en bicicleta que me dijo que unos chicos se habían metido en problemas en el hielo. Era una pariente. Había bajado a ayudar y se encontró con una chica más joven que estaba histérica y gritaba: ‘Mi hermano, mi hermano’”.

Dijo que los niños estuvieron en el agua hasta 15 minutos antes de ser rescatados y trasladados al Hospital Infantil de Birmingham y al Hospital Heartlands.

Las búsquedas continuaron hasta el domingo por la noche, después de que algunos testigos dijeran que podían haber estado implicados hasta seis niños. Ayer, sin embargo, la policía de West Midlands dijo que no tenía informes de otras personas desaparecidas en relación con el incidente. Dijo que las búsquedas continuarían para poder estar “100% seguros de que no hay nadie más posiblemente en el agua”.

La escuela primaria de St Anthony, en Kingshurst, permaneció cerrada ayer “debido al incidente de Babbs Mill”.

Richard Stanton, comandante de zona del Servicio de Bomberos de West Midlands, afirmó que el incidente era un “duro recordatorio de los peligros de las aguas abiertas, especialmente durante los meses de invierno”.

Y añadió: “Los lagos, estanques, canales y embalses congelados pueden parecer pintorescos, pero pueden ser letales, y no hay mayor advertencia de ello que los trágicos sucesos de ayer. Pedimos a padres y cuidadores que recuerden a los niños los peligros del hielo y por qué deben mantenerse alejados de él”.

Los servicios de emergencia tuvieron que acudir ayer a un lago de Doncaster tras recibirse informes de niños que jugaban en un lago helado horas después de la tragedia del domingo.

Ola de frío récord

La tragedia se produjo en un momento en el que el Reino Unido sufría fuertes nevadas y heladas que provocaron importantes trastornos en los desplazamientos, en vísperas de una huelga nacional de ferrocarriles el martes que ya se preveía que paralizaría el país.

El Reino Unido lleva varios días sufriendo una ola de frío, con temperaturas que descienden hasta los -10 grados centígrados en algunas zonas, aunque la Oficina Meteorológica afirmó que las temperaturas “no son inusuales para esta época del año”.

El servicio ha emitido alertas amarillas por nieve, niebla y heladas en varias zonas, entre ellas el sureste y el suroeste de Inglaterra, y el norte de Escocia.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.