La Iguana uno de los reptiles más grandes y deseados de Honduras

0 3.063

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

En Honduras se han descrito siete especies de iguanas; solo una pertenece al género Iguana, la que se conoce popularmente como iguana verde, cuyo nombre científico y no hay error al repetirlo-es Iguana iguana. Las otras seis corresponden al género Ctenosaura, y son consideradas genéricamente como iguanas negras.

Las especies más comunes son la mencionada iguana verde y el garrobogris o café, cuyo nombre científico es Ctenosaura similis. Ambas se encuentran ampliamente distribuidas por todo el país. Las otras parecen tener localizaciones específicas.

La Iguana Verde en Honduras es uno del los lagartos terrestres más grandes, el cual logra alcanzar a medir hasta 2 metros de largo. Asimismo, como su corpulencia cambia o evoluciona dependiendo de la humedad del hábitat donde se encuentre, se han llegado a encontrar ejemplares que han superado dicha medida.

El cuerpo de la Iguana Verde o Iguana Común es robusto con extremidades que son también largas y muy fuertes pues evolucionaron para poder ascender a los árboles sin ningún tipo de problema.

Su cola es como un látigo y la utiliza como arma perfecta para atacar si se sienten amenazada y a esta se le suma la cresta que de igual forma les es útil para defenderse de los depredadores que intentan atacarla o comerla.

La iguana verde es un reptil que habita desde México hasta el norte de Argentina, Paraguay y el sur del Brasil. Se caracteriza por su color intensamente verde, que les permite camuflarse, aunque en Honduras los machos adultos pueden tomar un color más pálido, cercano al ocre.

La Iguana verde es un reptil que se caracteriza por tener un comportamiento bastante tranquilo y apacible, lo que ha sido motivo suficiente para que los humanos que se encuentran en su hábitat la capturen y la adopten como una mascota más de la casa, limitando así la duración de su vida y convirtiéndose en el enemigo más peligroso para la especie.

Otra de las grandes amenazas que estos animales experimentan es la captura para platillos exóticos, en la zona caribeña del país este reptil es bastante apetecible, años atrás era bastante común la carne de ellos en los menú cotidianos.

Hoy en día es prohibida la captura de estos, pero aun se sigue generando clandestinamente la venta de la carne de la iguana verde o del garrobo.

La isla de Roatán cuenta con el santuario más grande de iguanas verdes y otros reptiles, durante muchos años una familia de isleños ha dedicado esfuerzos para conservar esta especie en peligro de extinción.

La isla es visitada por muchos turistas nacionales e internacionales y el parte de iguanas es una parada que no puede faltar, es tan fascinante ver y disfrutar de estos reptiles sin ser agredidos por ellos, ya que muchas personas piensan que son animales peligrosos.

Por esta razón, durante estos últimos años se ha animado y motivado a la población hondureña a liberar y devolverlas al entorno idóneo para ellas como lo son las zonas tropicales llenas de árboles, ramas, praderas o áreas abiertas y con agua, donde puedan desarrollarse de forma habitual por lo que se les prolongue un poco más la vida y se pueda seguir contando con ellas en nuestro ecosistema.

La Iguana Verde se encuentra catalogada como (EN) en Peligro de Extinción según la UICN. 

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.