La emisión del billete de 1,000 no está descartado

0 87

Tegucigalpa, Honduras.

Aunque las autoridades del Banco Central abundaron en aclaraciones en torno a que la emisión del billete de mil lempiras es solamente un tema en estudio, el asunto no está descartado del todo.

Cuando se mencionó la supuesta intención de poner en curso el billete de mil lempiras, así como sustituir por monedas las presentaciones de uno y dos lempiras.

En algunos sectores de opinión pública, dicha disposición de política monetaria vendría a agudizar un proceso de devaluación del Lempira; sin embargo, el criterio de otro segmento mayoritario es que la circulación del billete de mil lempiras nada más tendría un efecto en cuanto al manejo de cuentas en términos de facilitar la administración de cantidades de dinero.

A juicio del ex ministro de Planificación, Julio Raudales, el problema radica en que muy pocos entienden la naturaleza del dinero y, por tanto, su utilización causa muchos “desafueros”, incluso entre los entendidos.

Raudales explicó que el dinero tiene al menos dos funciones primarias: La primera está asociada con el intercambio de bienes y servicios y, la segunda, comprende el desarrollo de operaciones matemáticas.

Los billetes de mil lempiras No parecen ser muy útiles por ahora, sobre todo si se considera que los índices inflacionarios se han mantenido bajo control y el factor cambiario del lempira ha permanecido estable, añadió Raudales.

Paralelamente se ha mencionado la posibilidad de acuñar monedas de uno y de dos lempiras, una idea que es aceptada con más facilidad por la mayoría de los analistas.

La explicación es simple: Los billetes de baja denominación son cada vez menos útiles y las monedas de cinco, 10 y 20 centavos podrían ser reemplazadas por otras de más valor cambiario.

El problema es que el proceso resultaría complicado, porque los metales son más caros, según los argumentos expuestos por las autoridades de la institución que rige las políticas cambiaria, monetaria y crediticia del país.

En todo caso, los expertos tienen puntos de vista comunes en el sentido que el uso del dinero genera costos para el Banco Central que, al final, pueden tener una incidencia inapropiada para la macroeconomía nacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.