La difícil tarea de Zidane de cara a una semana crucial para el Real Madrid

0 84

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Ni siquiera Zidane puede poner la mano en el fuego por el once que se mida este sábado al Mallorca o, al menos, al que tiene en la cabeza. No será hasta el mismo viernes cuando estén todos sus jugadores y compruebe el estado de todos ellos. Porque aún quedan por regresar, en especial Valverde, que será el último en llegar.

Entonces será el momento de decidir, pensando también en lo que viene después del duelo en Son Moix, el Galatasaray tres días después con la Champions en juego tras dos tropiezos y casi acto seguido el Clásico en el Camp Nou.

El principal rompecabezas de Zidane afecta al medio campo, donde menos efectivos tiene para elegir por culpa de las lesiones y por el desgaste de casi toda esta línea por culpa del virus FIFA.

Además, y como debate de fondo, las carencias del club en esta línea donde al final no se fichó a nadie pese a que se marcharon Llorente y Ceballos.

Con Kroos y Modric lesionados, Casemiro jugándolo todo sin descanso y Valverde que sólo hará un entrenamiento en Valdebebas tras jugar esta misma madrugada en Perú con Uruguay, Zidane no tiene en su plantilla más medios pero sí opciones de futbolistas que además llevan toda la semana trabajando a sus órdenes en Valdebebas.

Es el caso de James, que esta semana ultima su puesta a punto tras recuperarse la semana pasada de sus molestias en la rodilla o Isco, que ya reapareció frente al Granada aunque evidenció que está lejos de su mejor forma. Ninguno de ellos jugaría en su posición natural, pero todos ellos ya lo han hecho con Zidane.

James ha sido el último en hacerlo para ayudar en el medio campo en partidos como el Sevilla e Isco que fue el cuarto centrocampista de Zidane en su primera etapa también encaja para ayudar a la medular.

El colombiano, porque está convenciendo a Zidane y al Bernabéu y porque dejó de ir con su selección para ponerse a punto en Valdebebas, debería ser una de las novedades en el once en Mallorca para dosificar a uno de los internacionales. La gran duda de Zidane es quien puede quedarse en el banquillo. Reservar a Casemiro pensando en el Camp Nou implicaría tirar de Valverde, que llegará muy justo y se antoja clave para Zidane bien en el Camp Nou o ante el Galatasaray.

Sin embargo, para la delantera y la defensa no hay tanto dilema para Zidane. El técnico tiene frescos a Benzema y Jovic y la única duda sería Bale por sus molestias en el gemelo. Vinícius y Brahim también han hecho méritos estas dos semanas en Madrid por si el técnico reservara a Hazard tras jugar con Bélgica.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.