La carne roja aumenta las posibilidades de padecer diabetes

0 468

Las posibilidades de desarrollar diabetes pueden verse acentuadas por el consumo de gran cantidad de carnes rojas, según una nueva investigación.

Investigadores de la Universidad de Singapur han encontrado que aumentar el consumo de carnes rojas, por más de la mitad de una porción al día, se asoció con un aumento del 48% en el riesgo de desarrollar diabetes durante los siguientes cuatro años. A su vez, bajar el consumo de carne roja, la misma cantidad, condujo a una reducción de 14% en el riesgo.

Los científicos analizaron datos de tres estudios que involucraron alrededor de 150.000 hombres y mujeres, con dietas determinadas, por medio de cuestionarios alimenticios.

Entre el grupo de prueba, los investigadores registraron más de 7,500 casos de diabetes tipo 2.

El Dr. An Pan, de la Universidad Nacional de Singapur, escribió en la revista JAMA Internal Medicine que: “cada vez más, el consumo de carne roja se asocia a un riesgo elevado de desarrollar T2DM (Diabetes Mellitus de Tipo 2) durante los cuatro años subsiguientes…”

“Nuestros resultados confirman la solidez de la asociación entre la carne roja y T2DM. Añadir una prueba más que limita el consumo de carne roja, confiere beneficios para la prevención de la T2DM”.

Comentando sobre la investigación, el experto estadounidense Dr. William Evans, de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, escribió en la citada revista: “una recomendación para consumir menos carne roja puede ayudar a reducir la epidemia de T2DM”.

“La preponderancia abrumadora de la evidencia molecular, celular, clínica y epidemiológica sugiere que los mensajes de salud pública deben orientarse hacia el consumo de proteínas de alta calidad que sean bajas en grasas totales y saturadas.”

“Estas recomendaciones de salud pública deberían incluir cortes de carne roja que también sean bajas en grasa, junto con pescado, aves de corral y productos lácteos bajos en grasa”.

“No es el tipo de proteína (o carne) el que es el problema: es el tipo de grasa”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.