Kim Kardashian contrata a Laura Wasser, reconocida como abogada de divorcio de famosos

0 183

Kim Kardashian y Kanye West tomarían caminos separados tras ocho años de relación, cuatro hijos en común y millones en juego. Varias fuentes confirmaron al sitio estadounidense Page Six que “el divorcio es inminente” para la poderosa pareja de Hollywood, y Kardashian contrató a la abogada de divorcio de las estrellas, Laura Wasser.

“Lo mantienen discreto, pero ya terminaron”, afirmó un informante al citado medio. “Kim contrató a Laura Wasser y están en conversaciones para llegar a un acuerdo”.

No se ha visto a la mediática estadounidense, de 40 años, usando su anillo de bodas, y Kanye, de 43, permaneció en su rancho de Wyoming de USD 14 millones durante las vacaciones en lugar de usar ese tiempo con la familia Kardashian, que generó críticas por sus extravagantes y multitudinarias celebraciones en plena pandemia de coronavirus.

“Kim consiguió que Kanye fuera allí [Wyoming] para que pudieran vivir vidas separadas y en silencio arreglar las cosas para separarse y divorciarse. Para ella la relación se terminó“, continuó la fuente en declaraciones a Page Six.

La persona cercana al matrimonio agregó que si bien Kim ha hecho mucho en el pasado para proteger y ayudar a Kanye a lidiar con sus problemas de salud mental, ahora dijo “basta”. Hay que recordar que Kardashian además de poseer una marca de cosméticos y ropa que le generan millones año además estudia para convertirse en abogada.

“Se toma en serio su carrera en la abogacía así como su campaña de reforma penitenciaria. Mientras tanto, Kanye se postula para presidente y dice estupideces, y ella ya ha tenido suficiente”, añadió el informante al medio estadounidense.

Mientras tanto, una fuente separada dijo que el polémico rapero y productor estadounidense, quien se sintió cada vez más incómodo e irritado por la exagerada vida de lujos de la familia de su esposa, “no quiere tener nada que ver con ellos”.

Kanye se presentó a regañadientes para el extravagante cumpleaños 40 de su esposa en una isla privada en Tahití en octubre pasado. Estuvo allí por un par de horas y se fue. “Llegó tarde y se fue antes, no aparecería en ninguna de sus fotos de Instagram. Todo lo que hizo fue traer el holograma del padre de Kim, Robert Kardashian, y luego salió de allí lo más rápido que pudo “, agregó la fuente a Page Six.

Al parecer, de acuerdo a la prensa estadounidense, el mayor escollo en las conversaciones del acuerdo de divorcio de la pareja podría estar en su casa familiar en Calabasas, California, que se sometió a un rediseño total ideado por Kanye y que la revista Architectural Digest la describió como “un oasis de pureza y luz”.

El poderoso y popular matrimonio trabajó en su mansión minimalista totalmente blanca con el reconocido diseñador belga Axel Vervoordt. Pagaron USD 40 millones por la imponente propiedad y gastaron USD 20 millones en renovaciones.

Este sería el tercer divorcio para Kim Kardashian. Anteriormente contrató a Wasser, quien también representó a estrellas como Angelina Jolie, Britney Spears y Johnny Depp, para su divorcio con el jugador de la NBA, Kris Humphries, tras su fugaz matrimonio de 72 días en el año 2011. Antes de Humphries, la empresaria se casó con Damon Thomas, un productor musical, con quien mantuvo una relación de tres años.

Pero la poderosa y temida abogada de divorcios de Los Ángeles es conocida por abogar para que sus famosos clientes negocien y lleguen a un acuerdo confidencial antes de que se presenten los documentos de divorcio en la corte y se hagan públicos en la prensa.

Por su parte, el sitioTMZ fue algo más cauto que Page Six y señaló hoy que Kardashian y West están acudiendo a terapia matrimonial y que el divorcio es una opción sobre la mesa, pero sostuvo que todavía no han decidido separarse legalmente.

En cambio, la revista People afirmó que Kardashian ya se está preparando para pedir el divorcio.”Ella ya ha tenido suficiente y quiere un poco de espacio para resolver su futuro”, dijo una de las fuentes no identificadas de la publicación. “Él está bien. Está triste, pero bien. Sabe que lo inevitable sucederá y sabe que pasará pronto”, añadió.

Los rumores en torno al matrimonio de West y Kardashian se sucedieron a lo largo de 2020, especialmente por el extravagante anuncio de West de que quería optar a la presidencia de Estados Unidos. Las desconcertantes aspiraciones políticas de West unidas a un comportamiento muy errático e impredecible en las redes sociales han hecho sonar las alarmas en torno a la salud mental del talentoso músico, quien padece un trastorno bipolar.

En los últimos meses la pareja hacía ya vidas separadas y su crisis tenía difícil solución.

Kim y Kanye se casaron en mayo de 2014 en una extravagante y millonaria ceremonia en un palacio de Florencia, Italia. Tienen cuatro hijos: North, 7, Saint, 5, Chicago, que cumple 3 años la próxima semana, y Psalm, 19 meses.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.