KIEV, BAJO LOS DRONES

0 146

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Por segunda vez en la semana los drones «suicidas» volvieron a aterrorizar en Kiev, mientras las tropas rusas siguen llegando a la vecina Bielorrusia, despliegue que amenaza con crear un segundo frente como ocurriera al comienzo del conflicto en febrero.

«Todas las noches y todas las mañanas el enemigo aterroriza a la población. Los drones suicidas y misiles atacan toda Ucrania. El enemigo puede atacar nuestras ciudades, pero no podrá doblegarnos», afirmó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la red Telegram.

Los ataques enemigos martillearon no sólo la capital ucraniana, sino también otras nueve regiones desde el oeste al norte y desde el este al sur y la costa del mar Negro.

El presidente ruso, Vladímir Putin, había negado el pasado viernes la necesidad de nuevos ataques masivos contra el país vecino después de los bombardeos de hace una semana en represalia por la explosión en el puente de Crimea, que dejaron una veintena de civiles muertos.

KIEV, BAJO LOS DRONES

Según las últimas informaciones, al menos cuatro personas, entre ellas una mujer embarazada de seis meses, murieron en los ataques kamikazes contra la capital ucraniana, uno de los cuales impactó en un edificio de apartamentos.

Una veintena de personas han sido rescatadas en el edificio residencial alcanzado en el céntrico barrio de Shevchenkivskyi.

«Bajo los escombros todavía puede haber gente. Hay tres hospitalizados, dos e ellos son operarios del Servicio Estatal de Emergencias», dijo el alcalde, Vitaliy Klitschkó.

Este aseguró que se escucharon un total de cinco explosiones en la capital, donde «la mayoría de los terroristas voladores fueron derribados» por la defensa antiaérea.

En una fotografía de restos de un dron publicada por Klitschkó se puede leer «Guerán-2», que es el nombre ruso del aparato no tripulado iraní «Shahed-136».

Tras este nuevo ataque, las autoridades ucranianas urgieron a los países occidentales a suministrar a Kiev defensa antiaérea «cuanto antes».

ATAQUE MASIVO EN NUEVE REGIONES

Según el último parte de las administraciones militares regionales, el Ejército ruso lanzó en las últimas horas ataques con misiles, drones, lanzacohetes múltiples y artillería pesada contra nueve regiones.

Además de Kiev, también fueron atacadas hoy Leópolis, Ternópil y Vinnytsia en el oeste; Sumy en el norte; Jmelnitsky en el centro; las orientales de Járkov y Dnipropetrovsk; y las sureñas de Odesa y Mykolaiv, bañadas por el mar Negro.

El Ministerio de Defensa ruso confirmó el ataque con armamento de alta precisión y largo alcance contra «centros de mando militar e infraestructura energética ucraniana».

En Sumy, donde también murieron tres personas, el Ejército ruso disparó esta madrugada quince proyectiles de sistemas de artillería autopropulsada en Myropil.

Decenas de drones y misiles de crucero fueron derribados por la defensa antiaérea, lo que no impidió que varios «cientos» de localidades se quedaran sin electricidad este lunes, afirmó el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

IRÁN ES CULPABLE

«Irán es responsable del asesinato de ucranianos. Un país que oprime a su propio pueblo está ahora suministrando a los monstruos rusos armamento para asesinatos masivos en el corazón de Europa», dijo Mykhailo Podolyak, asesor del presidente ucraniano, en Twitter.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, llamó a la Unión Europea a imponer sanciones a Irán por suministrar drones suicidas a Rusia y a proporcionar más sistemas de defensa aérea.

Teherán negó categóricamente que esté suministrando armamento a cualquiera de los bandos en conflicto.

Además, Podolyak aseguró que las sanciones ya no son suficientes, por lo que demandó la expulsión de Rusia del G20, que celebrará su cumbre en noviembre en Indonesia, y de todas las plataformas internacionales en general.

SEGUNDO FRENTE

Mientras ucranianos y rusos combaten en el Donbás y el sur del país, Rusia y Bielorrusia aceleran la formación de una Agrupación Militar Regional en el flanco occidental en un intento de garantizar la seguridad de las fronteras de la Unión Estatal.

Los primeros soldados rusos llegaron el sábado por tren a la antigua república soviética, acusada por Kiev de complicidad al ceder a Moscú su territorio para la invasión en febrero pasado.

Según informó el lunes el Ministerio de Defensa bielorruso, Rusia enviará unos 170 tanques, hasta 200 vehículos blindados de combate y hasta cien piezas de artillería y morteros a la frontera sur de Bielorrusia, que linda con Ucrania.

A dicha agrupación militar, un proyecto que Minsk calificó de puramente «defensivo», se sumarán hasta 9.000 militares rusos.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.