Jorge Yllescas expresó su preocupación por las declaraciones de Castro en la cumbre del G-77+China

0 44

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El analista político Jorge Yllescas emitió sus comentarios este lunes sobre la participación de la presidenta Xiomara Castro en la cumbre del G-77+China celebrada el fin de semana en La Habana, Cuba.

El exdirector de la Dirección Técnica de Investigación (DEI) expresó su preocupación por las declaraciones de la mandataria en el ámbito internacional, al buscar transformar a Honduras en un país de orientación socialista-democrática.

Durante su intervención en la Cumbre del Grupo de 77, la máxima representante del país afirmó que la vía para alcanzar un gobierno de esta índole es a través de una consulta popular.

Yllescas señala que esta afirmación resulta inquietante, ya que no queda claro cuáles son los motivos detrás de esta postura, generando suspicacias.

«Para llevar a cabo una consulta popular se requiere la aprobación del Congreso. Ellos no tienen los votos para lograr el consenso necesario», argumentó.

Asimismo, advierte que al no contar con los votos necesarios, hay riesgo de una toma militar del hemiciclo legislativo o, desde otra perspectiva, un golpe de Estado, lo cual considera altamente peligroso para el país.

«La nación está en una situación sumamente delicada, necesita de un esfuerzo nacional, una colaboración de todos los hondureños, pero lo que vemos aquí es una polarización constante que aleja la inversión extranjera», añadió.

En ese sentido, Yllescas argumenta que el socialismo y la democracia son conceptos altamente incompatibles, lo cual complica aún más la situación de Honduras, dada la falta de claridad y la proliferación de especulaciones.

Según el analista, ellos mismos han afirmado que el modelo seguido en Honduras es el cubano, y en consecuencia, sostiene que estos gobiernos no son socialistas-democráticos, sino más bien, gobiernos caracterizados por el terror.

En cuanto a la CICIH en Honduras, Yllescas menciona que esta tiene requisitos que incluyen la derogación del decreto de impunidad, algo que aún no ha ocurrido ni parece estar en los planes.

Sostiene que la CICIH necesita garantías legales para operar en Honduras, pero advierte que Naciones Unidas podría llevarse una sorpresa al ver el estado caótico en la elección del fiscal del Estado.

En este contexto, el exfuncionario apunta que queda pendiente la llegada de una nueva comisión para evaluar si es factible o no la instalación de este órgano anticorrupción en el país.

Finalmente, asegura que aquellos encargados de velar por la seguridad en Honduras están bajo el control y la influencia del Gobierno, sin mostrar una identificación clara con la Constitución de la República.

(Visited 44 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.