JOH destaca papel de Fuerzas Armadas en disminución de índices de violencia

0 116

Juticalpa, Olancho.

El presidente Juan Orlando Hernández participó hoy en la graduación de 1,469 efectivos del Ejército, en un acto realizado en el Centro de Adiestramiento Militar (CAME), de Juticalpa, Olancho, donde destacó el papel de las Fuerzas Armadas en la disminución de los índices de violencia en el país.

El gobernante afirmó en su discurso que la graduación «tiene un significado especial para las familias, para los jóvenes que se han decidido a abrazar la carrera militar, las familias, las Fuerzas Armadas y en especial para el pueblo hondureño, en el objetivo que tenemos de recuperar la paz y la tranquilidad».

Explicó el gobernante que «se impulsa un antes y un después, porque ahora hay una diferencia entre un camino de falta de esperanza, un camino de delito y violencia en contra del pueblo, de falta de orden y otros problemas», situación que ha cambiado.

Ese cambio conduce a «un camino de fe, un camino que dice que sí podemos vivir en paz y tranquilidad; de empleo, de ingresos y de oportunidades de desarrollo para el pueblo hondureño», aseveró.

Recordó que hay un pequeño grupo de hondureños que no comparten que las Fuerzas Armadas participen en los programas de seguridad de la vida y los bienes del pueblo hondureño y hasta han viajado al exterior para denunciar lo que este Gobierno está haciendo en beneficio del pueblo hondureño.

Pero «hoy, con la conciencia clara y el compromiso con la patria, puedo asegurar que si algo nos ha permitido mejorar en los índices de violencia para recuperar la paz y la tranquilidad, ha sido la coordinación del trabajo entre los distintos operadores de justicia, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas por medio de la Policía Militar», aseguró Hernández.

Explicó que entre 2009 y 2011 Honduras se movió entre los primeros escalones del ranking de países más violentos del mundo y «por 15 años el pueblo estuvo sometido a violencia, crímenes, abusos para robar las propiedades de la gente humilde, y eso no podía seguir pasando».

El gobernante destacó en especial la situación en Olancho, donde «ahora vemos que este departamento está cambiando y así vamos a seguir trabajando para recuperar la paz y la tranquilidad a la que tenemos derecho».

Gracias a las políticas de seguridad del actual Gobierno, destacó que poco a poco los inversionistas nacionales y extranjeros ahora ven a Honduras como un país más seguro.

“Muchos sectores resaltan que esta nación se está convirtiendo en un país de oportunidades, de empleo, de ingresos, en la Honduras próspera que todos han soñado», afirmó el presidente de la República.

“Seguiremos haciendo lo que está dando resultado – añadió Hernández- y como las Fuerzas Armadas se distinguen en la Operación Morazán vamos a seguir trabajando para recuperar la paz y la tranquilidad que nos habían quitado”.

El presidente Hernández invitó a los graduados para que sigan atesorando la confianza que tiene el pueblo hondureño en la Policía Militar y les invitó a contribuir de manera importante en la gloria de Honduras.

El acto incluyó la graduación de cuatro cursos del CAME, distribuidos en 1,157 soldados bajo el Curso de Adiestramiento Básico Individual del Ejército (CABIE) y 98 sargentos en el Curso Individual Básico de Clases del Ejército (CIBCE).

De igual forma, se graduaron 144 del Curso de Líderes de Combate (LICOM) y 70 efectivos del Curso de Infantería Medio para Clases del Ejército (CIMCE).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.