Iván Duque asumirá presidencia de Colombia en agosto

0 392

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El derechista Iván Duque, el domingo 17 de junio, en segunda vuelta electoral fue elegido como el nuevo presidente de Colombia. El candidato, impulsado por el exmandatario Álvaro Uribe, se impuso ante el izquierdista Gustavo Petro.

Duque obtuve el 53,85 por ciento de los votos y una diferencia de más del 12 por ciento. Colombia inaugura así una etapa crucial para su transición un año y medio después de la firma de los acuerdos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a los que Duque pretende aplicar modificaciones.

Recogerá en agosto la titularidad del gobierno a manos de Juan Manuel Santos y será el encargado de pilotar un nuevo ciclo. Se enfrenta al reto de reducir la polarización, contener la violencia que aún golpea a algunas zonas y mejorar la economía.

El exsenador del Centro Democrático fue portavoz de la campaña del no en el plebiscito sobre los acuerdos con las FARC celebrado en octubre de 2016. Su planteamiento ganó entonces por la mínima, lo que obligó al Gobierno a cambiar el texto, aunque desde entonces fue moderando su discurso, que en los últimos meses estuvo centrado sobre todo en la recuperación económica y en la regeneración política.

Además, Duque no pretende, asegura, “hacer trizas” lo pactado como piden los sectores más intransigentes de su coalición y ceñirá las reformas a algunos aspectos relacionados con el sistema de justicia transicional.

Su declaración de intenciones, unas palabras que lo alejan de entrada de la actitud habitual de Uribe, quedó plasmada la mañana de este domingo después de depositar su voto. “Vengo a ratificar un anhelo. Es que Colombia pueda ser gobernada por una nueva generación que quiere gobernar con todos y para todos, que quiere unir al país, que quiere pasar las páginas de la corrupción, de la politiquería y del clientelismo”, afirmó Duque, que está a punto de cumplir 42 años.

La idea de la reconciliación nacional fue una de las ideas centrales de la campaña.

Este domingo casi 37 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas para decidir, en definitiva, un modelo de transición. En la primera vuelta, la mayoría se inclinó por las candidaturas con las posiciones ideológicas más definidas, a la derecha y a la izquierda.

Duque se perfilaba con holgura desde hace semanas como el futuro presidente pese a los recelos hacia su mentor de buena parte de la sociedad. Su principal baza era precisamente el perfil de su adversario, Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá y antiguo militante del movimiento guerrillero M-19.

 

Hondudiario/Diario Roatán

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.