Irina Baeva y Gabriel Soto continúan con sus planes de boda

0 128

Lo tienen claro,Irina Baeva y su prometido Gabriel Soto se darán el ‘Sí, acepto’. El cómo, el cuándo y, sobre todo, el dónde es ya otra cosa.

La pareja aterrizaba en México feliz tras un viaje de ensueño a Los Ángeles y allí le esperaban las cámaras de diversos programas, entre ellos Suelta la sopa, para preguntarles sobre su futura boda eclesiástica.

Gabriel fue tajante sobre si le gustaría casarse por la iglesia con Irina. «En esas estamos… Ya tuvimos una cita con un wedding planner (organizador de bodas)», dijo de lo más feliz ante la atenta mirada de su novia.

Unas declaraciones que se contradicen con las del sacerdote José de Jesús Aguilar, encargado de oficiar la boda de Gabriel y su primera esposa, Geraldine Bazán.

Según él, la boda eclesiástica entre la parejita no es tan fácil. «Cuando el matrimonio se ha dado ya totalmente válido, aunque las dos personas quieran después anularlo, no se puede hacer», expresó sin titubear y en exclusiva a Suelta la sopa.

Como dijo el oficial eclesiástico, se trata de un sacramento en el que se hizo «un juramento ante Dios». Un hecho que hace muy complicado que Irina y Gabriel puedan unirse, al menos en una ceremonia religiosa.

«No hay nada que pueda disolver el matrimonio después de que ya se haya realizado. Nada», concluyó Aguilar al show de Telemundo.

De igual manera, los prometidos siguen manos a la obra y de lo más ilusionados con sus planes de boda. Ya sea en la playa, en la iglesia o en la Conchinchina, de que se casan, ¡se casan!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.