Instituciones y personalidades se suman al lamentable deceso de Sor María Rosa Leggol

0 160

Un gran legado y amor por los desposeídos ha dejado inmortalizada en la historia de Honduras la carismática e hija de Dios, Sor María Rosa Leggol, que esta mañana ha dejado el mundo terrenal con un legado que muchos comparan con el de la madre Teresa de Calcuta.

Es por ello que muchas instituciones del Estado han mostrado su luto a través de notas de duelo que han compartido por las redes sociales.

Sor María Rosa Leggol, nació un 21 de noviembre de 1926 en Puerto Cortés, una mujer, carismática y con mucho amor por los niños desposeídos. Fue la fundadora de la Sociedad Amigos de los Niños, Sor María Rosa Leggol, falleció este viernes a los 93 años.

El Club Deportivo Motagua se unió a la pena que acobija a cientos de hondureños, es por ello que decretó que por 40 días utilizarán un listón negro en sus camisas oficiales como muestra de luto por el fallecimiento de Sor María.

Las Fuerzas Armadas de Honduras no se quedaron atrás, y han emitido un comunicado donde muestran su pesar por la protectora de miles de niños hondureños que vivieron en la calle hasta encontrar un abrigo de esperanza en Sor María Leggol, quién los sacó de las calles dándoles una segunda oportunidad y hacerlos hombres de bien para la sociedad.

Así como las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional de Honduras, lamentó con profundo pesar la muerte de la sierva de Dios, con una nota de duelo donde se puede leer: «Yo soy la resurección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás» Juan 11: 25-26

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) lamentó profundamente la muerte de Sor María, manifestando que su obra en el mundo terrenal es un claro ejemplo de solidaridad para ser copiado por todos los hondureños.

El «señor de la televisión», Salvador Nasralla, publicó en su cuenta de Twitter un video en el que Sor María Rosa hacía un llamado enérgico a la población para el apoyo de la tercera Teletón.

El Instituto de la Propiedad se une al luto que embarga a Honduras por el fallecimiento de Sor María Rosa, quien deja un gran legado por su labor altruista en favor de niños desamparados.

El Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) lamentó la pérdida irreparable de Sor María Rosa, una mujer que por su inmensurable amor al prójimo en especial a los niños desprotegidos se ganó el cariño de toda Honduras.

Profundamente dolidos, así se mostró el 911 tras conocer la lamentable noticia del deceso de la que en vida fuera una protectora de la niñez desamparada de Honduras.

«Despedimos a una infatigable mujer, llena de fe y amor. Dios siempre ha tenido control de su vida y ahora ella puede descansar en la divina presencia del Señor. Hasta pronto Sor María Rosa Leggol», mensaje de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa.

En redes sociales, el mandatario de la República reconoció el entusiasmo y el actuar de Sor María Rosa por la niñez hondureña.

De la misma forma, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) emitió su nota de duelo mediante sus redes sociales por el sensible fallecimiento de la misionera de Dios.

Forbes Centroamérica realizó una nota en homenaje por su trayectoria de ayuda a los más necesitados del país.

De igual manera, la Cruz Roja Hondureña mostró su sentir ante la humildad y solidaridad de la mujer que en vida sirvió a los más necesitados y desprotegidos.

«Gracias por iluminar el camino, irremplazable luz de la solidaridad. Descanse en paz, Sor Maria Rosa».

Estas son algunas de las muestras de dolor expresadas por las instituciones hondureñas que reconocen la labor que esta humilde mujer realizó en vida. Es el momento en el que el pueblo hondureño, hoy más que nunca debe hacer eco de esta labor y sumarse al llamado por proteger y cuidar los valores y acciones que Sor María Rosa realizó por Hnduras.

Diario Roatán y su equipo de prensa se suma a las muestras de pesar y reconoce que mientras el pueblo hondureño la recuerde, Sor María Rosa Leggol no morirá, sino, que permanecerá en la mente y en las buenas acciones que realizó, salvando del olvido y de la mala vida a cientos de hondureños que hoy en día forman parte de la fuerza laboral que quiere sacar adelante al país.

Descanse en paz Sor María Rosa Leggol. Puerto Cortés 1926 – 2020 Tegucigalpa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.