inaugura proyecto “Luces Para Aprender” en Morocelí, El Paraíso

0 839

La designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén junto al ministro de Educación, Marlon Escoto; el director de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Carlos Ochoa; el presidente de los Ingenios Azucareros (Funazucar), Robert Vinelli; inauguraron el miércoles, el proyecto de electrificación con energía fotovoltaica y acceso a internet “Luces Para Aprender”, en la escuela Leonila Meléndez de la aldea de Villanueva, en el municipio de Morocelí, departamento de El Paraíso.

En ese sentido, Guillén que este evento tiene como objetivo la inauguración de la primera fase del proyecto “Luces Para Aprender”, que consiste en la entrega de computadoras del programa presidencial Educatrachos y el encendido de la electricidad del centro educativo mediante el uso de la energía renovable fotovoltaica y acceso a internet.

Expresó que gracias a esta iniciativa las escuelas beneficiadas podrán tener un elemento educativo muy importante para el desarrollo académico de los habitantes de esas comunidades que se encuentran aisladas y que no cuentan con energía eléctrica.

Señaló que la energía solar fotovoltaica se usa para alimentar innumerables aparatos autónomos que abastecen refugios o casas aisladas de la red eléctrica y para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución.

Indicó que Educatrachos ha logrado integrar más de 75 mil computadoras en 600 escuelas de todo el territorio nacional, al tiempo que mencionó que esa institución educativa también ha sido favorecida con computadoras.

Detalló que este ya se culminó la ejecución de este proyecto en seis escuelas, de las 18 que comprenden el este piloto que beneficiará a más de dos mil alumnos de la red educativa pública, así como también a más de 30 docentes y alrededor de seis mil pobladores de las comunidades favorecidas.

Apuntó que las secretarias de la Presidencia y Educación, han colaborado con el proyecto a través de apoyo técnico del personal en el suministro de información para el desarrollo del programa y con la dotación de 360 computadoras del programa Educatrachos.

Añadió que Funazucar a través de las “Escuelas de Corazón”, no sólo brinda apoyo con la instalación y ejecución del sistema de energía fotovoltaica, sino que además realiza aportes adicionales en obras civiles de los centros escolares buscando el beneficio y comodidad para los niños que asisten a los centros de enseñanza elegidos.

Asimismo, mencionó que esta fundación brinda anualmente el apoyo necesario a las distintas comunidades de las zonas de influencia de los ingenios azucareros a través de programa sociales de educación y salud con lo que se apoya al desarrollo y bienestar comunitarios del pueblo hondureño.

En la inauguración, además participaron el gerente general del ingenio azucarero Tres Valles, Mateo Yibrin; la directora ejecutiva de Funazucar, Elsa Osorto; autoridades locales, docentes, alumnos, padres de familias y habitantes de esa comunidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.