“Hoy más que nunca les pedimos que se queden en casa”: JOH

0 262

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

“Hoy más que nunca les pedimos que se queden en casa”, manifestó el presidente Juan Orlando Hernández en cadena nacional de radio y televisión, y argumentó que la eficacia para evitar la propagación del coronavirus depende mucho de la capacidad de los pueblos para adoptar las medidas drásticas necesarias.

El mandatario señaló que en varios países la propagación del coronavirus se agravó porque la población no acató medidas drásticas como el aislamiento o el distanciamiento social, e insistió en que los hondureños las cumplan para beneficio de todos.

Hernández también destacó el acompañamiento y asesoramiento permanentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el abordaje de la crisis por el coronavirus, que hasta ahora suma nueve casos en Honduras.

A continuación el mensaje del presidente Hernández:

Buenas tardes a todo el pueblo hondureño, un saludo especial al pueblo hondureño esta tarde.
Quiero reiterar que nos enfrentamos a una pandemia que tiene de rodillas al mundo. El coronavirus COVID-19 se está propagando con una intensidad y una rapidez para la que muchas naciones, incluso las más desarrolladas, y por qué no decir, ninguna de las naciones, estaba preparada.

Miren ustedes que en Alemania las autoridades reportan casi 2.000 casos diarios y en Italia en un solo día se oficializó la muerte de casi 400 personas. En muchos casos la intensidad de la propagación estuvo determinada por la capacidad de las poblaciones de acatar las medidas más drásticas. Ojo con eso.

La diferencia para poder ser eficaz en el abordaje la hizo la capacidad de los pueblos del mundo de adoptar las medidas más drásticas. Los que no lo hicieron están viendo los resultados.

En Honduras, no es fácil decirlo, pero aquí debemos prepararnos para el peor escenario. El Gobierno debe prepararse, y Honduras, para el peor escenario.

Hemos tomado medidas a las que no habíamos querido llegar, pero son necesarias para lograr que las personas se queden en casa, porque esta es la mejor forma de evitar la propagación.
Por eso con la mano en el corazón les pedimos que se queden en casa, que habrán excepciones, claro, pero quédense en casa.

Sé que permanecer en la calle dialogando con los vecinos, jugando potra muchas veces, está en nuestra esencia como hondureños. Quedarse en las esquinas conversando, llegar a un café, a un lugar, platicar, eso es propio de nosotros los hondureños y eso es bueno en la vida normal, pero hoy no estamos viviendo una situación normal.

Sé que este es un asunto cultural porque somos un pueblo ameno y solidario, altamente comunitario y apegado a la convivencia social, lo sé, pero hoy estamos en emergencia. Debemos cuidar la vida de la gente; usted debe cuidar la vida de su familia, de sus empleados, de sus amigos y sus vecinos, y cuide su propia vida.

Hoy más que nunca les pedimos que se queden en casa, y damos todas las indicaciones para frenar esta propagación. Estamos conscientes de que aún en medio de emergencias las familias necesitan abastecerse de alimentos, de combustible, agua, productos de higiene, personal del hogar, medicinas; estamos muy conscientes de eso.

Esta tarde anunciaremos un periodo de tiempo especial durante el cual podemos abastecernos responsablemente, de manera ordenada y segura; por eso les pido disciplina, comprensión y no generar caos
Se ha hecho un programa que pronto el general (Julián) Pacheco (secretario de Seguridad) les va a explicar.

Como Gobierno hemos hecho las previsiones necesarias, incluso a inicios de febrero se tomaron acciones para acceder a los fondos que nos permitieran afrontar la primera fase de prevención; estos fondos se están utilizando con la responsabilidad y transparencia del caso.

He dado la instrucción para que el comisionado (de Copeco) Gabriel Rubí, la ministra de Salud (Alba Consuelo Flores), a todos los que estamos liderando estos procesos, así como a la ministra de Finanzas (Rocío Tábora), que se acompañen de veedores porque esto hay que hacerlo bien. Esa es la instrucción.

Y también hemos solicitado a las diferentes organizaciones del Foro Nacional de Convergencia (Fonac) su acompañamiento.

En toda esta emergencia quiero agradecer el acompañamiento de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, porque todos los países todavía seguimos descubriendo a qué nos estamos enfrentando.

Repito, nadie en el mundo tenía idea en la medida de lo que estamos enfrentando y en el caso de Honduras lo que comenzamos a enfrentar. Lo que se nos viene no es fácil y solo con disciplina, con solidaridad, con entrega, vamos a salir al otro lado del rio.

En este punto, quiero agradecer a la OMS y OPS por su asesoría para la adquisición de muestras de laboratorio. Hoy han ingresado al país 4.200 nuevas pruebas de laboratorio para COVID-19.

Habrá momento después para explicarles qué operación se hizo para obtener el equipo y las muestras, porque el tráfico internacional se ha interrumpido, y en cuanto a otro equipo que también les estaremos explicando el impacto que tendrá para mejorar las capacidades del Estado de Honduras, que no las teníamos.

Estamos siguiendo todas las recomendaciones de la OMS y la OPS para atender esta emergencia y quiero hacer un paréntesis: creo que usted compatriota, como yo, debemos estar agradecidos con el personal de salud, porque no es fácil lo que están viviendo ni lo que van a vivir.

Ellos son la primera fila, y por eso hemos pedido que, aún dentro de las situaciones difíciles que hemos tenido para abastecer, les demos prioridad y el ministro Gabriel Rubí dará también un informe de lo que estamos haciendo, de apoyo en cuanto a equipo de protección para el personal de salud.

De igual manera, por qué no decirlo y especificarlo, cuando hablamos de salud, médicos, enfermeras, auxiliares, personal de laboratorio que pasa inadvertido, personal de seguridad, cuerpos de socorro y contingencias, gracias por permanecer en las calles, brindándonos seguridad, y muchos de ellos exponiéndose porque hay que estar de cerca con las zonas intervenidas, y entregarles alimento a las familias que lo requieren.

A nosotros únicamente se nos pide estar en casa, guardar todas las medidas de higiene.
Le quiero pedir a los medios que las medidas de higiene las repitan a la sociedad, que se pongan en un formato o en otro, pero eso es clave; lo que estamos trabajando es contención para evitar el contagio.

Pueblo hondureño, repito: vamos a tener un impacto fuerte, un impacto fuerte en la economía, ya comenzamos desde hace varias semanas a prepararnos al respecto.

Ayer salieron las primeras medidas para evitar que la micro y pequeña empresa, principalmente, y ciertos sectores especiales, que han sido afectados, que este tipo de situaciones van a afectar a la mediana y grande empresa.
Desde que iniciamos esta serie de medidas económicas de alivio comenzamos solo la primera fase; hoy está reunido el Gabinete Económico, trabajando desde horas muy tempranas para poder pasar a la segunda fase, y la tercera será conversando y construyendo con el sector productivo, empresarial y con los bancos multilaterales.

Como dije ayer, las medidas tomadas por el banco del Estado y por Banhprovi y Crédito Solidario de alguna manera u otra son un llamado a la empresa privada de la banca.

Sé que mi mensaje ayer fue fuerte para la banca, pero no podía ser menos y hoy debo decir que me alegra que desde ayer comenzamos a ser notificados de algunas medidas tomadas por algunos bancos para reconocer ayuda a sus clientes. Les quiero decir que se lo reconocemos y esperamos que los demás hagan lo mismo. De eso se trata. De estar unidos.

No hay bancos sin clientes, no hay bancos sin clientes que piden préstamos o no hay un depositante. Entonces, hay que cuidar la gallinita de los huevos de oro, que es el pueblo hondureño, son los depositantes y también los que piden préstamos.

Quiero cederle la palabra al ministro de Seguridad para que anuncie las nuevas disposiciones, para que cada familia, pueda abastecerse de alimentos, de medicinas, agua, combustible y, por favor, de manera ordenada, guardando las distancias, porque si no la autoridad tendrá que hacer su parte.

(Intervención del ministro Julián Pacheco)
(Continúa el presidente Hernández) El siguiente concepto: ante una emergencia la autoridad, en este caso Sinager, bajo el marco de nuestra Constitución, de la Ley del Sistema de Emergencia, define responsabilidad para cada uno de nosotros, pero también para ustedes, compatriotas.

¿Y por qué digo esto? Porque si cualquiera de ustedes, medios de comunicación, por estar haciendo su trabajo se ponen en riesgo ustedes mismos, la autoridad tendrá que actuar.
No se molesten y si se molestan lo siento mucho, pero el deber de nosotros es cuidarlos a ustedes.
Con este nivel de contagio que se puede dar por favor guarden los parámetros y en ese sentido todos vamos a salir bien librados, pero ustedes y nosotros somos los que tenemos que dar el ejemplo.

Quiero también aprovechar para decirles y aunque suene repetitivo: mantengamos la distancia, porque necesitamos aprender a mantener el distanciamiento. Por ejemplo, la gente que va ir al supermercado, estamos hablando con los dueños de supermercados y los gerentes para que afuera, si bien es cierto adentro lo están haciendo muy bien en estos días atrás, pero afuera la gente se nos aglomera.

Si ustedes miran que está pasando la mayor tragedia en Europa la gente aprendió a hacer fila para entrar al supermercado con un metro y medio de distancia. Es por su propia seguridad.
Si no, va a llegar alguien a decir: usted no puede estar ahí, se lo va a tener que llevar a un lugar donde esté protegido. Por favor, luego lavarse las manos con jabón es lo más efectivo; la gel que hemos distribuido también ayuda mucho y pronto estará saliendo ya una mezcla de otros componentes que se puede rociar y vamos a ponerla la disposición a los sectores más vulnerables y a los sectores donde sea requerido. El sector privado ya está haciendo esta parte.
No saludar de besos y abrazos, por mucho que usted quiera. Y a los abuelos queremos con mucha más razón mantengamos la distancia y mantengámoslos bien guardaditos.

Demostremos que los queremos protegiéndolos. ¿Y saben cómo se demuestra? Con que los jóvenes no salgan, porque si salen adquieren el virus y van a contagiar a las familias. Eso es lo que ha pasado en Europa y lo hemos dicho cuatro días.
Jóvenes: si quieren a sus familias, si se quiere usted mismo, también guarde estas medidas.
Quédense en sus casas, aíslese si tiene catarro o gripe y no espere que le digan que tiene coronavirus y que ya infectó a toda la familia.
Otro tema importante que quiero destacar es que tenemos información de que en España gente muy joven contrajo la enfermedad y está en cuidados intensivos.

Lo ha dicho un médico hondureño que trabaja en un hospital en España.
Luego, busque atención médica inmediata y si en efecto se siente con los síntomas, llame al 911 si quiere reportar algo que piense que debe contribuir a esta situación que estamos viviendo, pero sobre todo no salga de su casa.
En este punto quiero ser responsable en advertir que estar en casa puede representar un peligro si la familia, oigan bien, y si la familia no destruye los criaderos de zancudos.

Quiero hacerle una pregunta a todos lo que estamos aquí presentes y a usted que me está viendo: ¿Qué creen ustedes que pasa en su organismo si se combina el coronavirus y el dengue?
Es en serio. Es delicado y a mí me preocupa mucho eso. Solo en el día de hoy estaba en diferentes reuniones encontramos tres zancudos en el aire; se imaginan ustedes qué está pasando en los barrios y colonias y en la casa. No le eches la culpa al vecino y haga usted lo propio.

No descuidemos el tema del dengue en este momento. Puede ser letal esa combinación. Por tanto, aprendamos y cambiemos.
Quiero decirles que más tarde estaremos también dándoles un informe de toda una operación de gestión internacional, una operación de abastecimiento, una operación para ir imponiendo más capacidades en el sistema de salud del país.

Por lo pronto hoy, hermanos hondureños, les pido: salgan con prudencia, con cuidado, exclusivamente bajo los parámetros del ministro de Seguridad ya ha planteado.

Cuidémonos todos. Si usted hace su parte y yo hago la mía, todos vamos a estar contribuyendo a salir bien librados de esta situación que es dramáticamente difícil. Hagamos cada uno de nuestra parte.

Se ha avanzado mucho en el plan de abastecimiento en esta primera fase de todos los centros hospitalarios priorizados en el país para que el personal médico pueda tener su equipo de protección personal a mano y esté listo para cualquier eventualidad que se pueda presentar en la propagación del COVID-19.

Se ha realizado en este momento con este plan de abastecimiento de insumos a los hospitales conocidos como el Tórax aquí en Tegucigalpa; el Hospital San Felipe, el Hospital María, el Hospital Escuela y hemos dejado el Clipper de El Hato y de El Sitio para que sirva como el centro donde se recibirán a todas las personas que tengan alguna sintomatología y no encuentren alguna razón por la cual estén con nexos del COVID-19.

También se han habilitado espacios para la cuarentena. Estos espacios están en función para ir viendo la propagación del virus del COVID-19 en todo el país.

Se han habilitado para poner en observación casos sospechosos que no presentan síntomas, pero que la Secretaría de Salud los remite para observación y seguimiento y determinar si están contagiados o no con el virus COVID-19.

Pero también hay un espacio de autoaislamiento para que cuando una persona considere que tuvo nexos con alguien contagiado, o sencillamente se sienta mal, pueda distanciarse de su familia y puede ir a uno de estos centros y ser atendido con dignidad.

Pero también con la claridad de que su situación estará controlada por un médico certificado.
En el resto del país se ha priorizado el Hospital Leonardo Martínez en San Pedro Sula, el Hospital Catarino Rivas; en el departamento de Atlántida se ha priorizado en el municipio de La Ceiba, el Hospital Atlántida, y en el sur del país, en Choluteca también hay un hospital en esa localidad.

Esto se debe a que el brote del virus se ha dado en ese sector y nuestra responsabilidad es controlar la propagación del COVID-19 en nuestro país.

Hacemos un llamado al orden y a respetar las disposiciones mencionadas por Julián Pacheco y le pedimos a la población que no salga de su casa, que colaboren con todas las instituciones que integran el Sinager y que entendamos que estas medidas son con el único objetivo de salvar vidas.

Cada disposición que el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo está tomando esta medida en función de todas las evaluaciones que está haciendo la Secretaría de Salud para que tengamos la seguridad de que el virus no será propagado en nuestro país.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.