Hospital estadounidense no aisló a paciente procedente de Liberia

0 77

El primer paciente diagnosticado con ébola en Estados Unidos había acudido el pasado viernes, por primera vez, al Hospital Presbiteriano de Dallas (Texas). Ya presentaba entonces síntomas como fiebre y dolores abdominales.

Los médicos, sin embargo, le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que había estado en Liberia. Thomas Eric Duncan, de nacionalidad liberiana, debió regresar al hospital en una ambulancia, el domingo pasado, cuando finalmente fue aislado y posteriormente diagnosticado. Esos dos días fueron trascendentales para una potencial propagación del virus entre las personas con las que el enfermo estuvo en contacto. De momento, cuatro familiares deben permanecer aislados en casa.

Las autoridades sanitarias habían calculado inicialmente que el enfermo pudo haber tenido contacto con unas 12 o 18 personas, entre ellas, cinco menores de edad, pero ahora estiman que la cifra puede llegar a 80, según ha informado la cadena NBC.

Duncan había volado desde su país natal hacia Estados Unidos el pasado 19 de septiembre en un viaje que incluyó varias escalas en Europa; un día después, el 20, llegó a Dallas, donde reside una parte de su familia. Al acudir al hospital por primera vez, con los primeros síntomas, su hermana informó a la enfermera de que el paciente acababa de llegar de Liberia, el país más golpeado por la epidemia, donde han muerto 1.998 personas. En total, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado a 3.338 el número de fallecidos de 7.178 contagios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.