Honduras pide a la comunidad internacional tomar medidas ante crisis migratoria

0 47

Nueva York, Estados Unidos.

Honduras hizo un llamado urgente a la comunidad internacional para tomar medidas integrales a fin de corregir y prevenir crisis como la que atraviesan miles de migrantes incluyendo niños, niñas y adolescentes de Honduras y la región centroamericana, y encontrar soluciones efectivas ante el flagelo del crimen transnacional y el narcotráfico, los cuales han propiciado una cultura de violencia que obliga a nuestros compatriotas a huir de tierras patrias.

La representante Permanente de Honduras, Embajadora Mary E. Flores, se pronunció en estos términos en el Foro de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible realizado esta semana bajo los auspicios del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), en los que se abordó la temática del seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y el camino a seguir para lograr una ambiciosa agenda global de desarrollo post-2015, en la cual se incluirán el conjunto de Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS) que los Estados miembros de la ONU han venido elaborando junto con la sociedad civil y otros sectores, procurando de integrar de manera equitativa las dimensiones social, económica y ambiental del desarrollo.

“Honduras enfrenta un gran número de los retos reflejados en el actual documento de trabajo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; es así que entre nuestras prioridades figuran el desarrollar nuestro potencial productivo, acelerar el crecimiento económico equitativo y sostenible; incrementar la cobertura y la calidad de la educación, ampliar y mejorar los servicios básicos de salud, agua y saneamiento, y reducir las desigualdades de todo tipo”, dijo la funcionaria.

Expresó que este esfuerzo está ligado con la protección social de los grupos más vulnerables, el empoderamiento de la mujer, y sobre todas las cosas, asegurar que los esfuerzos calen en beneficio de la niñez, y las nuevas generaciones “que serán parte elemental de esta agenda”.

Al respecto, aclaró que para Honduras, no hay principio más entrañable que la protección de la vida, desde la que está en el vientre de la madre. “Una madre que ha escogido serlo, dentro de la conciencia de su íntimo ser, requiere no solo de su voluntad para convertir a su hijo en un ciudadano de bien, sino también de toda una comunidad. Empoderarla a ella, significa darle todos los elementos necesarios para asegurar su bienestar de sus hijos”.

Tras enfatizar que todos los temas incluidos en los ODS están entrelazados y se complementan entre sí para su plena realización a largo plazo, la Embajadora Flores señaló el especial interés que tiene el Estado de Honduras en encontrar soluciones contra la inefectividad de la comunidad internacional de detener el flagelo del crimen transnacional, el narcotráfico y las drogas, los cuales crean una cultura de violencia.

“Honduras, sin ser productor ni consumidor, recibe el peor daño de la cultura de drogas. Por causa de nuestra cercanía y geografía a los mercados, nuestro territorio se ha convertido en puente de tráfico ilícito que llena los bolsillos ajenos… para nosotros, esto representa el mayor obstáculo para alcanzar el desarrollo”, afirmó.

Por lo tanto, añadió, “si no hay conciencia de quienes tienen los medios y la capacidad de cambiar esta situación, cada día la sobrevivencia de nuestros compatriotas, depende de escapar o huir de este clima de violencia. Juntos, los estados miembros, tendremos forzosamente que buscar una alternativa de desarrollo en la migración”, manifestó la funcionaria.

“Nos vemos obligados a señalar la urgencia de tomar medidas de carácter integral para corregir y prevenir situaciones que atraviesan miles de niños, niñas y adolescentes, y migrantes hondureños y de la región centroamericana. El drama y sufrimiento que viven hoy, no puede esperar a que tomemos acción a partir de la agenda que está por venir”, reclamó.

En conclusión, la Embajadora Flores pidió a la comunidad internacional centrar los compromisos en torno al rescate de a la niñez, para que ellos puedan aportar y contribuir en el desarrollo sostenible a futuro.

“Como comunidad internacional podemos crear un mensaje, seguido por acciones, donde exista aliento para estas familias. El alma del sistema descansa en inspirar confianza colectiva en que los problemas, por muy grandes y numerosos que sean, pueden solucionarse. Solamente tendremos éxito si dicho mensaje se convierte en un marco de acción digerible y manejable, con un diseño sostenible funcional, que permita a la sociedad en conjunto identificarse, y posibilite el cumplimiento de los compromisos adquiridos mediante la transformación de estos planes en políticas, estrategias y herramientas aplicables, finalizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.